El rulo se abre paso a fuerza de gambetas

El crack que salió de Almafuerte II. Jeremías Aguirre. Un video publicado en la web del diario le abrió las puertas de Boca al habilidoso niño neuquino. En 2017 vivirá en la pensión del club xeneize.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar

Jeremías mantiene el perfil bajo y esboza la misma sonrisa de siempre. Nadie sospecharía que es uno de los nuevos fichajes para las inferiores de Boca y que, con sólo 11 años, es una promesa del fútbol. Él tampoco quiere admitir que, luego de las repercusiones que tuvo el video publicado en LM Neuquén, muchos desconocidos lo saludan por la calle y le piden una foto.

El Rulo espera con ansias irse 15 días a Buenos Aires en febrero, para hacer la pretemporada con sus compañeros de Boca. Mientras tanto, dice que sólo le hace caso a su pasión: "Juego al fútbol de la mañana a la noche". Este verano cambiará los goles del recreo por los picaditos en la playa.

La pasión por el fútbol empezó cuando tenía tres años y jugaba con su papá. A los cinco, la maestra de jardín notó que se destacaba. "Le llamaba la atención que era muy chiquito y ya sabía gambetear", explicó Luis Aguirre, el papá del nene. Gracias al video, a Jeremías lo llamaron para las pruebas del equipo xeneize: metió cinco goles. Luego le avisaron que había sido seleccionado y le mandaron la camiseta. "Cuando me llegó, me la puse enseguida; nunca había tenido una camiseta de Boca", contó con una sonrisa.

"Si el crack está disponible, todavía lo queremos", le dijo a Luis un representante de Huracán. También llamaron de Newell's y de equipos del exterior. Mientras tanto, el Rulo le toma las manos a su hermana Jazmín, de un año y medio, y le enseña a patear la pelota. Luis cuenta que los tres hermanos son muy unidos y que será difícil la separación en 2017, cuando Jeremías se mude a Buenos Aires para vivir en la pensión de Boca e iniciar allí el secundario. "Estamos muy conformes con la pensión y el seguimiento que hace club; en Maronese también lo cuidan mucho", expresó el hombre. Jeremías soporta la presión sin inmutarse. A pesar de que lo reconocen por la calle y pertenece a uno de los clubes más grandes del país, el nene aún se destaca en cada partido. Este año, en Maronese, su equipo ganó los dos torneos que jugó y él se consagró goleador.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído