Equilibrio en la urgencia

El gobierno nacional obtuvo ayer su tercera foto con los gobernadores. Antes lo había hecho en Olivos en diciembre y recientemente en Tucumán. No son postales para el portarretratos sino para dar una señal de que, pese a las adversidades que enfrenta su administración, la gobernabilidad aún no parece estar en zona de riesgo.

El Presidente se comprometió a empezar a devolverles a las provincias el 15% de coparticipación que les retenía el kirchnerismo. Los recursos son más que necesarios para la mayoría de los gobernadores que afrontan situaciones de quebranto y que desde hace varios años vienen gastando mucho más de lo que recaudan.

El déficit estimado del conjunto de las jurisdicciones es cercano a los mil millones de pesos. Por esa razón el Presidente requirió a los gobernadores que se apeguen a una mayor disciplina fiscal de tal modo que la Casa Rosada no tenga que acudir a auxiliarlas tan seguido.

Macri pidió equilibrio fiscal a las provincias, una meta poco realista con tantas urgencias por resolver.

Neuquén está en la grilla de provincias más comprometidas por su alto endeudamiento, por un lado, y por una apagada actividad hidrocarburífera, por el otro.

Mientras el gobernador Omar Gutiérrez se aprestaba a firmar ayer el nuevo pacto fiscal con el gobierno nacional, en Neuquén los estatales endurecían sus reclamos salariales.

La alta tensión que se vivió este martes con una ciudad virtualmente sitiada tampoco debería ser una foto para mandar a archivo. Difícilmente el pedido de austeridad y equilibrio presupuestario lanzado por Macri a los gobernadores sea una meta realista en medio de tantas urgencias.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído