Fondos buitre y amistad

Está ese conocido refrán "no los une el amor, sino el espanto". La frase se ajusta bastante bien para definir la relación de hoy entre el gobierno provincial, es decir, el MPN y su presidente Omar Gutiérrez, y Mauricio Macri. La provincia gastará este año más de la mitad de su presupuesto en sueldos públicos, pero así y todo no pudo lograr que comiencen las clases sin conflictos. Neuquén ya recibió mil millones de pesos de adelantos de coparticipación y espera con ansias el final del largo culebrón del nuevo precio del gas en boca de pozo, que se anticipa para la primera semana de abril. Así apuesta a mantener ciertos niveles de actividad en el estratégico sector petrolero, motor de la economía y un puntal para sostener parámetros de estabilidad social. Macri (su entorno) piensa la relación con Neuquén desde el Congreso de la Nación. La provincia tiene tres diputados nacionales que hoy podrían respaldarlo (dos del MPN y uno de Cambiemos) y dos senadores del partido provincial de tres en total que, según el momento político, pueden inclinar por su peso la balanza para uno u otro lado. Esta relación tendrá el momento de su prueba de amor con el tratamiento de las leyes que permitirían pagarles a los buitres, si finalmente se da el camino que imaginan desde Cambiemos. En el último año, Neuquén no salió más a los mercados porque no pudo. Sobre finales del 2015 recurrió a la banca para tomar un crédito de 115 millones de dólares para pagar duda y cumplir con los sueldos. Y hoy vuelve a compartir con Nación la necesidad de colocar letras y bonos para financiarse. En un contexto de vacas enflaqueciendo, no es la única que espera que se "abran los mercados" para encontrar fondos en el exterior.

Gutiérrez tiene por ahora una relación de conveniencia con Macri. Necesita fondos para la provincia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído