Gutiérrez mete unos cambios

No fue para tirar manteca al techo. La ocasión, repleta de formalismos, ni el contexto provincial lo hacían presuponer.

No fue para tirar manteca al techo. La ocasión, repleta de formalismos, ni el contexto provincial lo hacían presuponer. Pero lo cierto es que el gobernador Omar Gutiérrez se corrió algo de eso que se podría denominar "su eje". Se sabe: cierta propensión a escamotear títulos que se desprende de su oratoria y es padecimiento de periodistas. Su discurso inaugural de las sesiones ordinarias no fue el caso. La necesidad de, en definitiva, mostrar uñas de guitarrero y el contexto económico actuaron como motores. Al menos es lo que "quedó" entre las promesas de obra pública y los anuncios de la política correcta que se escucharon en el recinto (la lucha contra la droga, el desarrollo de oportunidades, el cuidado del medioambiente, la necesidad de recuperar el ISSN).

Al abrir las sesiones ordinarias el gobernador anticipó que respaldará a Nación para cerrar con los buitres.

En el plano netamente político, Gutiérrez, que tiene la ventaja de la fecha de caducidad en el cargo aún lejos, hizo el tempranero anuncio de que no buscará reformar la Constitución. Es más -al menos ayer-, al hablar de la reforma política hizo la crítica a la "perpetuidad" en los cargos. Con una ley, aseguró, buscará "eliminar" las listas espejo y las colectoras, un artilugio electoral con el que el MPN hizo escuela pero también se quemó con leche, como en la última elección.

Con los ojos puestos en el complejo escenario económico local (y con los docentes de ATEN en la puerta reclamando una suba mejor), el gobernador anticipó que respaldará a la Nación en el Congreso, durante el tratamiento de la ley cerrojo que permitiría acordar con los buitres. A la hora del toma y daca de rigor, dijo: "Ya es hora de un nuevo valor para el precio de la molécula de gas viejo". Así aludió a esa especie de bálsamo que espera la provincia para respirar algo más tranquila y mirar el futuro con algo más de regalías y tranquilidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído