Hay 20 chicos que esperan los mimos de otra familia

Sus padres sustitutos podrían recibirlos, pero la falta de personal en un organismo se lo impide.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Hay alrededor de 20 chicos en la ciudad que pasaron por situaciones muy violentas y un juez determinó que los retiren temporalmente de sus casas y queden al cuidado de padres sustitutos. Pero la medida no se puede cumplir porque el programa provincial Familias Solidarias tuvo un éxodo de profesionales, al igual que otras dependencias de asistencia social. En marzo se anotaron 40 voluntarios para recibir a estos niños, que esperan de brazos cruzados que las autoridades solucionen el problema.

Hay 40 voluntarios inscriptos para recibirlos, pero no hay quienes vean si reúnen las condiciones.

Los profesionales del área de Familia cobran hasta 12 mil pesos menos que colegas con el mismo título de otros sectores del Estado. Esta desigualdad, que lleva años, genera vacíos reiterados en los planteles técnicos.

En el programa Familias Solidarias se hizo una campaña mediática hace dos meses para conseguir nuevos voluntarios que cuiden a los chiquitos en riesgo. Se inscribieron 40 vecinos de la ciudad, que abrieron las puertas de sus casas.

Cuando había que evaluarlos para decidir si estaban en condiciones de recibir a los niños, renunció parte del equipo técnico. El trámite quedó en suspenso hasta encontrar un reemplazo. Todavía siguen buscando.

La otra cara del problema son los chicos. Hoy son cerca de 20 en espera, aunque la cifra va variando. Fanny Díaz, una de las profesionales del programa, contó que algunos fueron alojados provisoriamente en hogares públicos y otros siguen viviendo en la misma casa de la que debían ser separados. Explicó que "son entre 15 y 20 chicos los que están en hogares y después los que nos avisan de defensorías o juzgados, por eso varía el número". Indicó que todos son menores "en alto riesgo", con familia, pero deben dejar sus casas porque hay denuncias de abusos o violencia sin resolver. Se recomienda que los hermanitos vayan juntos a un hogar sustituto para preservar sus vínculos afectivos y sus intereses, por eso se creó el programa.

"Es increíble lo que pasa porque tuvimos el apoyo de todo el Gobierno en la campaña para buscar voluntarios, y ahora no se pueden hacer las evaluaciones; en total se fueron seis profesionales de la dirección por mejoras salariales, algunos a Ciudadanía y otros a Seguridad, y nos quedamos con los equipos incompletos", comentó. Agregó que les llama la atención el silencio de los funcionarios judiciales sobre esta situación.

Desde el gremio ATE denunciaron que un psicólogo o un licenciado en servicio social del área de Familia cobra entre $13.000 y $16.000 de sueldo. "En Salud, el mismo profesional cobra arriba de $25.000 y en Justicia, $30.000", observó Fanny, y señaló que por eso cuesta cubrir las vacantes.

Para las autoridades, es un problema atado a una negociación salarial. Para los chicos, está en juego transitar por un proceso judicial con la mejor protección posible.

El eje de todo el problema
El reclamo que hacen los trabajadores

El gremio ATE convocó a "acciones callejeras" y retención de tareas en la Subsecretaría de Familia, en reclamo de una jerarquización salarial y laboral de los profesionales que trabajan ahí.

Jorge Marillán, dirigente estatal, indicó ayer en una rueda de prensa que llevan meses haciendo pedidos por escrito sin una respuesta favorable. Relató que desde el Ministerio de Salud y Desarrollo Social "dijeron que este conflicto no va a ser resuelto en este momento, que hay que esperar a la mesa salarial" para toda la administración pública. Añadió que, por eso, el jueves harán una concentración callejera, entre otras medidas. "Hablan de combatir las drogas y el alcohol, y no resuelven el problema de quienes hoy atienden esos casos", cuestionó. Mary Villacorta, delegada gremial de Familia, explicó: "Tenemos un sueldo incongruente con la labor que estamos desarrollando", lo que generó muchas renuncias de profesionales. Dijo que hay 10 centros de cuidados infantiles (CCI) cerrados por falta de personal e infraestructura, además de las áreas que quedaron sin especialistas. En la conferencia se denunció también que, mientras se pagan bajos sueldos a los profesionales, los cargos políticos se triplicaron.

El programa
Qué significa una familia solidaria

La entrega de un chico o un grupo de hermanitos a una familia solidaria es una medida de protección excepcional, prevista en la Ley 2302 para casos en los que los menores corren un alto riesgo si se quedan en sus casas y cuando no hay tíos o abuelos que puedan cuidarlos. La exclusión del hogar de los chicos se resuelve cuando el menor está en peligro, en general, cuando hay denuncias de maltrato, abuso o negligencia. El cuidado de la familia sustituta es transitorio y se realiza sin perder el vínculo con los parientes biológicos de los chiquitos. Las personas que los reciben no pueden luego adoptarlos, si la decisión final es que los niños ya no vuelvan al hogar de origen. El programa funciona con menores de hasta 18 años. Mientras están conviviendo con una familia solidaria, los especialistas del programa colaboran y hacen un seguimiento sobre su situación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído