La política y el #NiUnaMenos

Fueron miles. El 3 de junio de 2015 se dio una inédita y masiva marcha para reclamar en contra de la violencia hacia las mujeres. Aunque surgió a partir de un grupo de organizaciones, supo canalizar la preocupación de una multitud sin banderas y se estipuló como una nueva fecha en el calendario que, este año, se volvió a repetir con idéntica intensidad. Pero las cosas no cambiaron mucho. Desde ese grito unánime que pidió que dejaran de matarnos hasta hoy, en la Argentina se registraron 275 femicidios. Son 275 mujeres menos, 275 vidas que se llevó una cultura machista que considera a la mujer un objeto que se puede poseer y descartar; son 275 voces que este año no gritarán para que dejen de asfixiarnos, de balearnos, de degollarnos, de apuñalarnos, de prendernos fuego.

En 2015 hubo 275 mujeres asesinadas. Hace falta llevar la política al lugar donde se vulneran los derechos.

Claro que todo asesinato es repudiable, sin importar si se trata de mujeres u hombres. Pero al conocer que, de esas 275 víctimas, 162 murieron en manos de sus ex parejas y 141 lo hicieron en sus propias casas, se demuestra la necesidad de llevar la política hasta un ámbito que hasta ahora era considerado privado, pero que es un espacio de vulneración de derechos. Erradicar la cultura machista que promueve la violencia de género requiere años de trabajo, educación y concientización.

Falta aún mucho tiempo para que se logre del todo. Pero implementar políticas de Estado para ese fin o aumentar el presupuesto del Consejo Nacional de Mujeres –que ahora destina 4,50 pesos por mujer– puede hacerse ahora.

Estas marchas masivas deberían servir para aclarar que ahora es el momento oportuno. Hoy es cuando. Ya mañana puede haber una menos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído