Les sacan el medidor de gas y los pibes no pueden ir a estudiar

Los 569 alumnos de la Escuela Nº 60 están sin clases desde el martes pasado, luego de que la empresa Camuzzi decidiera sacar el medidor del establecimiento ante una importante pérdida de gas.

Plottier
Los 569 alumnos de la Escuela Nº 60 están sin clases desde el martes pasado, luego de que la empresa Camuzzi decidiera sacar el medidor del establecimiento ante una importante pérdida de gas. Desde el Consejo Provincial de Educación (CPE) aseguraron que trabajan en la situación para que la semana próxima reinicien las actividades.

Los papás y docentes del establecimiento estaban reunidos el lunes 29 de agosto en la escuela preocupados por distintas falencias edilicias: los baños estaban descompuestos y las puertas rotas.

Susana Coronel, vicedirectora del establecimiento, comentó que hacía rato que se comunicaban con el personal de mantenimiento escolar municipal para solicitarles estos arreglos, pero que no encontraban respuestas.

Además, dijo que ya habían tenido problemas con pérdidas de gas en la cocina. “Varias veces sentíamos olor, venían de mantenimiento y se solucionaba. Nos mostraban que ya no había pérdida de gas con la técnica del detergente y continuábamos”, recordó Coronel.

Pero esa tarde, cuando estaban reunidos con varios padres, el olor era muy fuerte. Por eso llamaron una vez más a la gente de mantenimiento y también a Camuzzi.

Los padres y alumnos que estaban fueron retirados al patio y, según comentó la vicedirectora, durante la inspección se “detectó que los artefactos no estaban en condiciones y que había mucha pérdida de gas”.

Luego de esa inspección, el personal del CPE está trabajando en la escuela, donde ya hicieron nuevamente las ventilaciones de todos los calefactores, reemplazaron tres calefactores por unos nuevos y repararon la cocina.

“Tenemos toda la escuela llena de escombros, pero en cuanto nos digan que está listo, nos ponemos a limpiar para abrirla lo antes posible”, aseguró Coronel, quien además indicó que los docentes dejaron tareas a los alumnos para que realicen en sus casas y entreguen luego en la escuela.

La concejal Alejandra Guala, de Libres del Sur, informó que el Concejo Deliberante aprobó un proyecto de comunicación por el que le exigieron al Ejecutivo municipal y al gobierno de la Provincia que se solucione con “urgencia” la refacción del establecimiento. La iniciativa surgió de un grupo de padres que se acercó al Concejo Deliberante.

Más problemas
Se metieron hasta los murciélagos

La Escuela Nº 60, ubicada en Elordi 135, a pocos metros de la Municipalidad, también en octubre del año pasado estuvo varios días sin clases, ya que encontraron murciélagos allí, por lo que debieron realizar una fumigación.

Al techo del SUM le faltaba un panel que luego fue instalado. Pero en ese lapso se metieron los animales que quedaron en los techos y de esta manera asustaron a los alumnos y al personal con su ruido.

En esa oportunidad suspendieron las clases, ya que les habían informado que era peligrosa la cercanía con la materia fecal de estos animales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído