Los derechos humanos se meten en Vaca Muerta

Exigirán que las empresas atiendan las problemáticas sociales.

Neuquén.- La provincia quiere incorporar la mirada de los derechos humanos en las empresas y, en particular, en la actividad petrolera por el boom Vaca Muerta. El objetivo es, además de la cuestión ambiental, abordar otras problemáticas que puedan llegar a afectar la integridad de las personas y en donde el Estado obligue a las compañías a atenderlas.

Neuquén participó el mes pasado de una reunión de empresas y derechos humanos en Buenos Aires en el marco de un plan de acción del gobierno nacional en esta materia y allí se solicitó conformar una mesa sobre este tema en la provincia. El planteo lo hizo la subsecretaria de Derechos Humanos, Alicia Comelli.

“Nosotros decimos que no hay mejor modelo que Vaca Muerta porque está atravesado por un montón de aristas como el choque de culturas, problemas sanitarios, de facilitación de la trata, para hacer la primera mesa acá y fortalecer la coordinación de políticas públicas”, explicó la funcionaria provincial.

“Esto es relativamente novedoso pero Nación lo está incorporando en su agenda. El respeto por el pluralismo cultural, temas de género y diversidad, son muchos los objetivos que esperamos trabajar. Apuntamos a la responsabilidad social de las empresas para el desarrollo sostenible de la región”, señaló Comelli.

En 2011, Naciones Unidas aprobó principios rectores en materia de empresas y derechos humanos y que tenían que ver con un pacto global, que es que los estados les exijan cumplir con esto de que la esencia es “la condición humana”.

Trabajadores petroleros en boca de pozo
Alicia Comelli, subsecretaria de Derechos Humanos.

Problemas locales

En Buenos Aires, las empresas (bancos y firmas comerciales) que participaron de este encuentro que tocó el tema de derechos humanos no tenían el perfil de la mayor parte de las compañías que desarrollan sus actividades en Neuquén, por eso el pedido de conformar una mesa acá para analizar las particularidades que se presentan en la zona.

“Uno de los temas es la mujer relegada en los puestos de conducción, la perspectiva de género es esta y con el migrante también, las condiciones laborales, donde a veces el trabajo de las petroleras para el hombre es muy exigente y duro en el campo. Son actividades que no alimentan el espíritu humano y las relaciones de convivencia”, precisó Comelli.

Recordó también, a modo de ejemplo, que en la localidad de Añelo en algún momento se pensó en sacar una ordenanza para que las mujeres conserven en la calle un guardapolvo blanco como vestimenta hasta llegar a su casa para evitar casos de acoso y persecución. “Lo que necesitamos es un desarrollo donde la empresa se comprometa no solamente a aportar su parte de renta económica o cumplir con la responsabilidad social empresaria entregando tres pelotas a una escuela, sino también con la condición humana de la persona”, apuntó.

petrolero

LEÉ MÁS

Las pymes locales se ponen a punto para Vaca Muerta

Vaca Muerta, bajo la mirada de expertos de EE.UU.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído