Los matices de Figueroa

Autonomía. Con esa palabra explican en la Legislatura al vicegobernador Rolando Figueroa. El reclamo de modificación del impuesto a las ganancias que hizo en el Parlamento Patagónico días atrás dejó signos de interrogación surcando el vacío. Ante sus pares de provincias del sur el vice pidió al Congreso, y por añadidura al gobierno nacional, cambios en la escala para asalariados de sectores medios que padecen el impuesto. Así, propuso, no se les iría por una ventanilla lo que reciben en sus haberes por zona desfavorable. Figueroa se reunirá con los legisladores nacionales neuquinos. Los sondeará para que también ellos hagan propio el reclamo desde sus bancas. Su partido, el MPN, tiene dos diputados nacionales y dos senadores. El gobierno provincial juega todo lo que puede junto al de Mauricio Macri. Neuquén, con Omar Gutiérrez, le saca provecho a esta relación: llegaron adelantos de la coparticipación y el tan mentado nuevo precio del "gas viejo", que no alcanzó para reactivar al sector petrolero y es casi un búmeran por su impacto tarifario. Tampoco -por ahora-se precipitan inversiones a raudales. En este contexto Figueroa, una de las varias expresiones del MPN, hace, también, su propio juego. Uno que al gobierno neuquino le sirve para agregar matices a su muy buena relación con Cambiemos.

"No es un planteo irresponsable. La Patagonia tiene un costo diferente al del resto del país. Es fuerte el impacto del impuesto", dice a su entorno el vicegobernador, un especialista en temas tributarios. Al fragor del tarifazo, y del rechazo social a que el segundo semestre quede más bien en el limbo, también capitaliza ser el que mantiene algunas diferencias.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído