Ningún multado tomó un poco

Habrá que esperar un poco para saber si la tolerancia cero bajó los niveles de alcoholemia en la ciudad de Neuquén. Al menos así lo reconocen las autoridades encargadas de multar a quienes toman alcohol y se suben a un vehículo para manejar.

Lo que sí es una certeza (desde que se reglamentó la ordenanza) es que los que no pasan el test no son los que tomaron un poco, es decir, los ubicados entre la franja del 0 y 0,50 gramos de alcohol en sangre.

De acuerdo con los primeros números que se manejan en el Juzgado de Faltas N°1, todos los multados tuvieron exceso de alcohol, muy por encima de los 0,50, y hasta el momento no se registró ninguno que haya sorprendido porque tomó apenas un vaso de cerveza.

Esta primera estadística que se conoce se contrasta con la opinión de aquellos que aseguraban que ese control cero era demasiado y hasta injusto con aquellas personas que apenas sí habían probado alcohol y que eso no los inhabilitaba para conducir un auto.

Las multas que se llevan aplicadas hasta ahora –algunas superan los 13.000 pesos– fueron para quienes no tuvieron cuidado alguno y bebieron grandes cantidades antes de salir a conducir. Incluso, hasta quienes, borrachos comprobados, se resistieron a que les secuestraran el vehículo o protagonizaron un escándalo con la Policía o los inspectores.

Dicen que hay que esperar para conocer las estadísticas del comportamiento de los neuquinos con la nueva ley con más profundidad.

Pero hasta el momento no hubo ninguna “injusticia” con aquellos que apenas sí se mojaron los labios con un trago.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído