No apto para cardíacos

Fue un aviso del corazón. Mauricio Macri terminó la semana con una breve internación en una clínica por una arritmia que, se dijo luego, no parece ser nada preocupante.

El poder no es apto para cardíacos, se podría decir, visto a la distancia al apreciar el susto que vivieron en el gobierno de Cambiemos.

El corazón de Macri dio un primer aviso. El Gobierno sigue ansioso y necesita evaluar mejor cada paso que da.

El aviso súbito hizo sentir, por primera vez, cierta zozobra en el entorno del presidente, donde tampoco parecieron saber cómo manejar un asunto tan delicado desde el punto de vista de la comunicación.

En las redacciones el rumor de la internación presidencial comenzó a correr temprano. Y durante las primeras horas de la noche, la agencia oficial de Noticias Télam reprodujo un tweet de un asistente del vocero de Macri en el cual desmentía las versiones.

Sorprendieron dos cosas: que el Gobierno no haya sabido cómo manejar el tema y que la agencia del Estado se agarre de un mensaje por Twitter de un colaborador del colaborador del Presidente.

Seguramente el Gobierno no tiene malas intenciones, aunque es evidente que algunas cosas aún no aprendió cómo transmitirlas de modo tal que no queden dudas que si algo no falta es seguridad en la toma de decisiones.

En tan pocos meses de gestión han pasado demasiadas cosas, poco antes de que Macri se vaya a internar, el Gobierno difundió el informe "El estado del Estado", en el que da cuenta de la herencia que dice haber recibido del anterior gobierno.

Tal vez el Gobierno debió haber encarado con menos prisa semejante ajuste y los tarifazos. En las últimas semanas, avanza un paso y rectifica dos. Tal vez sea necesario parar un poquito la pelota.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído