"Nuestra familia está basada en el amor y el desprejuicio"

Un clan de artistas. Catarina Spinetta, su marido, Nahuel Mutti, y los dos hijos mayores de la pareja protagonizan la película Primavera, que, en tono de comedia, habla de sacarse los tabúes y se enfoca en la diversidad sexual.

Paula Bistagnino

Especial

No es una familia cualquiera: son los herederos de Luis Alberto Spinetta. Catarina, la mayor de los cuatro hijos del Flaco; su marido, el actor Nahuel Mutti, y los dos hijos mayores, Ángelo (15) y Benicio (14) –el más chico, Justino, no participó–. Y así se los ve cuando hablan, solos o todos sentados a una misma mesa, cuando van y vienen entre nota y nota, cuando posan para la foto. Una familia de artistas que ahora llevan a la pantalla, de la mano del director Santiago Giralt, el film Primavera, una comedia que cuenta la historia de un niño, Leopoldo (Ángelo), criado en una comunidad de artistas en la que la libertad, el amor y la diversidad sexual son los ejes. Junto a Mike Amigorena, Moria Casán, el Chino Darín, Luisa Kuliok y María Marull, entre otros, protagonizan una historia colorida desde el afiche y también en su argumento.

Primavera, de Giralt: "Es una película que abre la cabeza a través de un niño y de mucho amor", cuenta Catarina.

-¿Por qué quisieron hacer esta película?

Catarina: En lo personal, para nosotros fue una experiencia de gran disfrute personal y familiar, la posibilidad de trabajar juntos y con un gran amigo como es Santiago Giralt, pero eso hoy es una película que la va a ver un montón de gente en el cine, por lo que también se juegan otras cosas. Y estamos orgullosos de la película. Es una película luminosa, que abre y no que cierra. Que abre la cabeza a través de un niño y de mucho amor. Ese es el mensaje y la razón por la que en familia decidimos apoyar esta película.

-¿Cómo fue la experiencia de trabajar en familia?

Ángelo: Con mi papá ya habíamos hecho una obra de teatro que, si bien nunca se llegó a estrenar, sirvió como experiencia. Y ahora, creo que para todos nosotros trabajar en familia es una experiencia muy positiva. Nosotros nos llevamos muy bien. No hubo peleas, nos divertimos, en el rodaje y en casa.

Nahuel: Los chicos son los dos muy adultos… Yo no tanto (se ríe) y lo que hice fue tratar de no decirles nada para no influenciarlos. Intentar separar que somos padre e hijos, hijos adolescentes, y dejarle ese rol al director.

-¿Qué partes de esta familia abierta y libre son verosímiles en esta familia real?

Benicio: Para mí, en la película y en la vida hay algo en común con nuestra familia, que es que nos une el amor y que, si hay amor y es con amor, todo se acepta. Nuestra familia es así. Se aceptan los gustos de las otras personas, de cada uno. En la familia de la película hay homosexuales, ex parejas que se llevan bien y no tienen prejuicios. Y a nosotros nos educaron así.

Ángelo: Claro, en la vida real, en la nuestra, no existen prejuicios de ningún tipo. Nuestro vínculo está basado en la confianza, el amor y la seguridad. Y ese es el mensaje que nosotros queríamos dar en la película: un mensaje luminoso.

-Catarina, ¿cómo fue para vos criarte en una familia de artistas?

Siento que lo mismo que dicen ellos es lo que yo viví. Y que evidentemente hay algo que quedó plasmado en mí y que yo con consciencia quise repetir como fórmula: siempre supe que quería tener hijos y que quería tener hijos joven. Yo copié ese modelo, porque para mí fue un modelo muy feliz. En el sentido de los valores: cocinarles, como me cocinaron a mí, y cuidarlos, como me cuidaron a mí.

-¿Tu papá les dio libertad para elegir este camino?

Sí, es igual. Que ellos hoy quieran actuar sucede solo, sucede natural. Como nosotros en su momento quisimos hacer Pechugo e ir a grabar un estudio. Y lo hicimos. Y lo hicimos con un amigo, que es como un tío para ellos. Eso para mí es fundamental: saber que lo están haciendo porque quieren y con alguien que los quiere.

Cada uno con su carrera profesional

Los Mutti-Spinetta ya habían trabajado juntos en Anagramas, también de Giralt, pero además cada uno tiene su carrera. Nahuel estrenará en septiembre Hombre viajando en taxi, en el Cultural San Martín; Catarina sigue con sus presentaciones como DJ y tiene ganas de crecer como actriz. Ángelo está haciendo teatro y Benicio participó de la peli Sangre en la boca.

La inclusión en la pantalla grande

Santiago Giralt es productor, director, actor y guionista de proyectos propios y de otros directores.

“Creo que es la primera película desde la Ley de Matrimonio Igualitario que tiene a una pareja gay protagonizando. Y que el personaje gay no está de adorno o de outsider. Y esto es porque no teníamos esta libertad de poner el tema así”, dijo el santafesino, justificando la necesidad de cambiar la cabeza.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído