"Nunca había marcado en cuatro partidos seguidos"

Vergara, el hombre del momento en el Federal A, clave en la remontada de un Cipo más tranquilo.

Un nombre con pasado campeón en primera división y protagonista de la B Nacional, generó expectativas en el hincha de Cipolletti cuando se lo anunció como refuerzo.

De último paso por Almagro, donde peleó el ascenso a la Superliga hasta último momento, estaba claro que la apuesta por Pablo Vergara era fuerte para el club y el andar del equipo en los primeros partidos despertó críticas hacia él.

Te puede interesar...

Pero el neuquino que partió de la región cuando tenía sólo 15 años volvió diferente después de la lesión. La llegada de Gustavo Coronel lo tomó en franca recuperación de un desgarro y el nuevo DT no lo soltó de entrada entre los once. El zurdo jura que a nivel personal es el mismo, pero está claro que la confianza es diferente.

“Nunca me pasó de marcar goles en cuatro partidos seguidos. Es mi primera vez”, juró con total honestidad. “Se siente espectacular, pero no sólo por lo personal, sino también a nivel colectivo, por el lindo momento que estamos pasando”, amplió.

Sus palabras no suenan a cassette, sostiene que a partir de las mejoras colectivas, su lugar también se ha vuelto más incisivo en la formación. Por la izquierda, en el mediocampo de tres hombres delante del doble cinco, pero provocando la sorpresa como en el gol ante los de Viedma, donde terminó de 9, definiendo con sapiencia.

Su rol, clave en el último partido, no sólo lo llevó a gritar por cuarto compromiso consecutivo (quinto en el torneo), sino que asistió a Gustavo del Prete en el primero de la noche y envió el tiro de esquina que finalizó con el cabezazo certero de Maximiliano Herrera, el 9 que ya lleva tres en la competencia.

Papá presente

Desde la llegada de Coronel, el plantel ha pasado mucho tiempo concentrado. La modalidad incluye la noche previa al compromiso y la posterior. Ayer por la tarde, tras recibir la media jornada de descanso, Vergara volvió al club, debajo de los albergues para acompañar a su hijo mayor en los entrenamientos de básquet.

“Tengo a Tiziano de 7 que juega al básquet y a Lisandro que con 3 es fanático del fútbol. Los dos se engancharon rápido acá en el club así que los acompaño cada vez que puedo”, contó el nuevo goleador.

Esa pasión también lo llevó al Estadio Municipal el fin de semana, para presenciar la primera victoria del quinteto de Maximiliano Rubio, casualidades de los fixture, también contra Sol de Mayo.

“Fuimos varios a ver jugar a los chicos (Del Prete, Germán Weiner, Ezequiel Ávila, entre otros). Era un lindo partido y a nosotros se nos dio la posibilidad de pasar un lindo momento en familia”, contó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído