Pechi, Omar y el amor de Macri

Horacio “Pechi” Quiroga ya aclaró que no tiene celos. Que hablaron de ese tema en forma personal con el gobernador Omar Gutiérrez. Se trata de la convivencia y los gestos que hay en torno a los anuncios, obras y millones de pesos que el presidente Mauricio Macri gira a la provincia de Neuquén. Como se sabe, Pechi es un elemento fuerte en el espacio de Cambiemos de la provincia. De hecho, al MPN en la última elección legislativa le fue muy mal: no metió ningún diputado y la pelea fue entre el mundo K y no K. Pero ahora, la situación es distinta. Como si fuese otra de las profecías autocumplidas, el gobierno nacional quiere tejer lazos más profundos con Neuquén. Ya lo hizo con Cristina cuando gobernaba Jorge Sapag. Y ahora quiere hacerlo con Gutiérrez.

Nación hace equilibrio entre Quiroga y Gutiérrez para dejar conformes a los dos en los anuncios de obra pública.

La flexibilidad ideológica o de conveniencia estratégica que tiene el MPN le da para estas maniobras. Estos matices se discuten sólo en las internas, que suelen ser tan democráticas como sangrientas. Ayer, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, tuvo que hacer equilibrio entre dos fuerzas: la de Pechi, quien hizo campaña por Macri, y la de Gutiérrez, que llegó de la mano de Sapag, pero que de a poco se fue acomodando a los nuevos tiempos, que implican acomodarse para el lado de los que hacen leña del caído árbol kirchnerista. “Creo que no exagero si digo que es el gobernador con el que más reuniones hemos tenido y así estamos trabajando”, dijo Dietrich, quien se cuidó y también le tiró flores al mismo Quiroga, a quien considera en “una de las intendencias más importantes del país”. Macri tiene amor por partida doble. Incluso, para bendecir a dos candidatos de distinto partido en 2019.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído