Perdón por duplicado

ALionel Messi se le pasó factura por no cantar con énfasis el himno nacional, por su supuesta indiferencia a los colores, por sentirse -según sus detractores- casi más español que argentino... A Juan Martín del Potro también se lo tildó de "vendepatria" por desistir de la Copa Davis para priorizar su participación en el circuito y se puso en tela de juicio su grado de compromiso con la albiceleste.

ALionel Messi se le pasó factura por no cantar con énfasis el himno nacional, por su supuesta indiferencia a los colores, por sentirse -según sus detractores- casi más español que argentino... A Juan Martín del Potro también se lo tildó de “vendepatria” por desistir de la Copa Davis para priorizar su participación en el circuito y se puso en tela de juicio su grado de compromiso con la albiceleste. Son, para no pocos compatriotas, “dos pechos fríos” que no ganaron nada para el país y encima carecen del carisma de otros ídolos nacionales...

Cuestionados por falta de compromiso y tildados de pechos fríos, Messi y Delpo demostraron su amor por el país.

Sin embargo, ayer, de diferente modo, Lio y Delpo fueron las gratas noticias del día y demostraron amor e identificación con la celeste y blanca, lo que los enaltece.

El crack rosarino confirmó que regresa a la Selección y justificó su replanteo con una emotiva frase: “Vuelvo porque amo demasiado a mi país”.

Delpo no necesitó sentidas palabras para conmover a la parte menos injusta y exitista del pueblo. Sentado a un costado de la cancha, solito, tras clasificarse para jugar por una nueva medalla olímpica. Sus dos manos tapándole el rostro, como queriendo evitar que se vean sus lágrimas. Llora y llora el tandilense. ¡Llorá tranquilo, Juan Martín! También es de hombres.

Messi sabe que tendrá que seguir lidiando con las presiones y los exagerados reproches en tanto no logre romper su maldita sequía en la Selección. Delpo tiene en claro que hasta que no levante la Ensaladera o, en menor medida, se cuelgue una nueva medalla, tampoco será reconocido como merece. Dos emblemas del deporte nacional ayer nos alegraron el viernes. ¡Gracias por tanto, perdón por tan poco!

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído