Que no sea sólo una marcha

Volver a gritar "Ni una menos" sirvió para poner la problemática de los femicidios, la violencia más extrema hacia las mujeres, en la agenda de los medios de comunicación y las políticas públicas. Sin embargo, desde aquella histórica marcha del 3 de junio del 2015 hasta finales de marzo de este año, 275 mujeres fueron asesinadas. Ahora, el desafío de las organizadoras de la movilización que tuvo sus réplicas en todo el país va por más. Desde el viernes se encuentra en línea la encuesta "Argentina cuenta la violencia machista", una iniciativa que busca visibilizar todo tipo de violencias. Con la información que se recopile se pretende gestionar el primer índice de violencia machista en el país. Hasta el domingo, 19 mil mujeres entraron al sitio y completaron el cuestionario. Los datos servirán para dimensionar la situación de las mujeres en Argentina. Sin embargo, si el Estado y los gobiernos no actúan ante la emergencia en violencia, se vuelven responsables. El escenario preocupa, las alarmantes cifras aumentan y no sirve que la clase política sólo se saque una fotografía con una consigna. Hoy, como históricamente se ha exigido, se necesita una mayor partida presupuestaria para las políticas públicas relacionadas con las mujeres. Se necesita la implementación real de la ley nacional 26.485, llamada "de vanguardia"; aunque se convierte en letra muerta si no se ejecuta. Lo mismo ocurre con sus versiones provinciales. Se necesita la creación de casas-refugio para las mujeres víctimas de violencia. Y la larga lista de los reclamos no entra en estos caracteres, pero las exigencias siguen vigentes. Porque vivas nos queremos, seguiremos gritando "ni una menos" en las casas, en las calles y en los barrios.

Los casos de violencia machista crecen y no sirve que la clase política sólo se saque una foto con una consigna.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído