Quiroga y la futurología

Falta bastante. Sin embargo, cada día que pasa es uno menos en el camino que dejará a Horacio Quiroga fuera de la intendencia. Si nos atenemos a la estricta actualidad, lo único claro es que Pechi no podrá renovar al frente del Municipio. Se lo impide la Carta Orgánica: los concejales de la oposición (pero sobre todo el MPN) no quieren habilitar una reforma que le permita volver a postularse. Pechi ensaya una especie de acting y dice que la alternativa ni se le pasaría por la cabeza. En este escenario, debe inventar un candidato que, para el caso, sería una de las formas de la permanencia. Y no la tiene nada fácil. Hacia afuera, el postulante natural a sucederlo sería su secretario de Coordinación, Marcelo Bermúdez. Ambos se profesan un mutuo afecto y respeto ante la platea, pero lo cierto es que atravesaron su veranito del desamor y lo siguen pasando. Fue entonces que comenzaron a circular otros dos nombres: el del presidente del Deliberante, David Schlereth, y el del secretario de hacienda, José Luis Artaza. En tren de enumerar desafíos, Pechi tiene otro y es el de la fuerte impronta que dejará. Su imagen impone dificultades para propios y ajenos. En los que juegan para su equipo, el problema es lograr mover la aguja en las encuestas. Por eso, la hipótesis del candidato propio para el intendente es hoy un mar de dificultades. La otra forma de seguir estando para Quiroga tiene que ver con las elecciones de 2019 ¿Querrá ser senador algún día? En frente, el MPN huele sangre. El vicegobernador Rolando Figueroa acaba de decir que, esta vez sí, el partido provincial buscará recuperar la intendencia. Como pocas veces en la última década, tiene chances. Es parte del más escurridizo futuro, pero el tiempo ya corre.

Pechi tiene la necesidad de fabricar un candidato dentro de su entorno. El MPN se frota las manos por la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído