Quiroga y Rioseco vuelven a acercarse

Pese a las diferencias, tienen un pacto para el 2019.

POR FERNANDO CASTRO / fcastro@lmneuquen.com.ar

El intendente Horacio Quiroga y el parlamentario del Mercosur Ramón Rioseco tenían una gruesa diferencia. Surgió en la elección de concejales de esta ciudad del año pasado. En ese entonces, Pechi unificó ese comicio con el presidencial, en un gesto que tuvo tanto de lotería como de apego al macrismo, que se lo demandó para garantizar su presencia en la campaña. La decisión provocó una ruptura entre ambos, ya que puso a la fuerza de Rioseco en el brete de padecer el arrastre del sello Cambiemos en la capital. En ese momento, fue un misil que impactó en la relación entre ambos.

Pero como se sabe, los dos han hecho escuela de su pragmatismo. Y saben que las severas diferencias ideológicas y las decisiones de coyuntura pueden quedar en un segundo plano si, llegado el caso, hay beneficios electorales.

Es lo que sucede por estos días. Fuentes del quiroguismo confirmaron una reunión que se habría sellado con una suerte de pacto. Tiene un aire a futurología, pero ocurre justo cuando todo el arco político mide fuerzas y se posiciona con el 2019 como objetivo.

Lo que dicen las mismas fuentes es que ambos pactaron “no ser un palo en la rueda para el otro”. La frase implica dos cosas: que están pensando en ser candidatos a gobernador, pese a que todavía no lo confirman y es casi un secreto a voces, y que, llegado el momento, harán mediciones. En ese momento, el peor posicionado jugaría para no ser un escollo en la meta que ambos dicen tener: derrotar al MPN en el 2019.

Está claro que al margen de las encuestas, más y menos creíbles que circularon sobre todo en el último mes, ambos son dos de los principales líderes de la oposición. Queda por ver qué sucederá con el rol que terminará jugando el PJ, el otro actor de peso que emergió de las elecciones del año pasado, luego de capitalizar el efecto grieta y la consiguiente polarización que sorprendió a muchos a la hora de contar los votos.

El pacto que dieron a conocer las fuentes del quiroguismo también deja tela para cortar respecto del rol que jugará Cambiemos en la elección provincial. ¿Podría Quiroga dar un paso al costado y favorecer a su amigo, un acérrimo crítico de Nación, y hacer como si nada con las intenciones del macrismo de jugar fuerte?

Es cierto que en términos políticos resta una eternidad hasta las elecciones que, en principio, el gobernador Omar Gutiérrez separaría de las presidenciales para no padecer el embate de un sello electoral que se mostró competitivo.

Mientras tanto, el quiroguismo y Rioseco vuelven a tejer políticamente hacia el año que viene. El ex intendente de Cutral Co, que supo ir en la boleta de Cristina, sigue protagonizando una de las campañas más extensas que se recuerden. Luego de cavilar si debía ser candidato a diputado nacional, lo hizo, salió cuarto, pero no se amilanó. Tiene un para nada desdeñable caudal de votos que “es de él” y es el punto donde encuentra razones para ser una de las claves electorales del año que viene.

--> Una relación que pudo trascender las barreras ideológicas

El Frente Opositor. La alternativa de conformar un conglomerado de fuerzas, con Rioseco y Quiroga adentro, surgió a fines del 2014. Fue un primer intento para disputarle la hegemonía provincia al MPN.

El acuerdo del 2015. Luego de las elecciones para gobernador de ese año, hicieron un acuerdo. Rioseco respaldaría a Pechi en la capital y otro tanto haría el intendente en Cutral Co con el hermano de Rioseco, José.

Ruptura y acercamiento. El año pasado se distanciaron. Pechi unificó elecciones con Nación y la fuerza de Rioseco lo sufrió en la capital. Pero ahora vuelven a mantener negociaciones. Los une disputarle la provincia al MPN.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído