LMNeuquen Picún Leufú

Tiene 73 años y fue testigo de cómo un vecino mató a puñaladas a su pitbull

El terrible hecho ocurrió en el barrio Arroyo del Norte de Picún Leufú el lunes pasado por la tarde.

Por Yamila Rodríguez - rodriguezy@lmneuquen.com.ar

Mientras muchos fanáticos de los animales hoy están agasajando a sus mascotas de alguna manera para celebrar su día, una vecina de 73 años de Picún Leufú llora a su perro pitbull de poco más de un año, el cual fue violentamente asesinado frente a sus ojos.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió en la tarde del lunes, en el barrio Arroyo del Norte. Alrededor de las 18:30, Cesarina había vuelto a su hogar (ubicado en la Avenida 12 de diciembre) luego de realizar las compras, siguiendo con el aislamiento social, preventivo y obligatorio. En su casa la esperaba su perro, un pitbull de un año y dos meses. En ese momento, otro can de menor tamaño rondaba por la cuadra, por lo que el pitbull aprovechó el instante en el que portón de ingreso quedó abierto para escaparse y abalanzarse sobre el otro animal.

Desesperada por la situación, la mujer comenzó a gritar y llamó la atención de todos los vecinos que también terminaban de hacer sus compras. Inmediatamente llegaron a su auxilio diferentes personas, quienes no lograron separar a los perros. Sin aviso alguno, apareció un hombre, quien es hijo de los dueños de un negocio cercano, y le dio dos patadas al pitbull, pero este siguió sin soltar al pequeño.

Fue allí que el hombre regresó al comercio y tomó uno de los cuchillos que usan en la carnicería, para luego utilizarlo contra el perro. Si bien con el primer “hachazo” el animal de mayor tamaño liberó al otro, el sujeto continuó con el ataque, por lo que le terminó dando 11 puñaladas, frente a todos los vecinos de lugar, incluidos muchos niños y adolescentes.

Debido a las graves heridas, la dueña del animal se comunicó con un veterinario que vive en el barrio, quien sólo le manifestó que podía practicarle la eutanasia para que no sufriera, ya que no iba a sobrevivir.

El accionar indignó a los testigos y los proteccionistas de esa localidad, por lo que la dueña del animal se comunicó con un abogado de la capital neuquina para que la asesore y represente. Además, radicó la denuncia en la comisaría 9. “Es preocupante que una persona reaccione de esa manera. Obviamente que no está bien que los perros se ataquen, pero un perro no reacciona de la misma manera que lo hacemos los humanos. Fue desmedida la acción que tomó esta persona. Más, sabiendo que esta persona se dedicaría o tendría una vinculación con proteccionistas. Si él supuestamente rescata animales, debería de saber que existen otros métodos para separarlos, antes de llegar a matar a uno con ese ensañamiento”, explicó Guillermo Sandoval, letrado y proteccionista de animales.

El abogado, quien también se dedicó durante muchos años a la crianza de ovejeros alemanes, detalló cuales son dichas técnicas, para demostrar la crueldad que tuvo dicho hombre. “En muchos casos, sobretodo en perros pitbulls, es tirarle una manta en los ojos para que se sorprenda y suelte al animal, porque cuando el perro no ve, se asusta y suelta”, comentó Sandoval y siguió diciendo: “Llegando a casos más extremos, y si se pudiera, tomarlo del collar y ahogarlo hasta que suelte. Si uno tiene experiencia en el manejo de perros podés aplicar diferentes técnicas. Me comentaron como unos vecinos se estaban acercando con una soga para pasársela por el cuello, cuando este tipo estaba accionando así”.

Perro.jpg

Siguiendo su relato, el letrado comentó que el otro perro logró sobrevivir ya que la primera puñalada que el hombre le da al pitbull, consiguió liberarlo. “El otro perrito sobrevivió. Evidentemente, con el primer castigo que este hombre le infringió al perro, lo terminó soltando, entonces era ahí en donde tenía que haberse detenido dado que el peligro ya había pasado, pero no fue así. Continúo dándole puñaladas hasta contar once”.

Si bien el atacante aseguró que el pitbull ya había matado a otros perros, los mismos vecinos del barrio lo desmintieron. “Este tipo decía que el perro ya había matado antes, por lo que la propietaria y las testigos del hecho, lo desmintieron. Pero imaginando que fuese cierto, no es forma de actuar”, insistió.

“Esta persona es un peligro para la sociedad si reacciona así ante una pelea entre dos perros. Si bien el exceso de la legítima defensa no está tipificado en el caso de los animales, podríamos decir que se trató de eso. Un exceso en la legítima defensa, de un perro que no era de su propiedad.”, manifestó.

En este sentido, Sandoval describió al pitbull como un “cachorrón” por su edad, por lo que no debería de ser difícil controlarlo. “Es raro que un perro de esa edad no pueda ser manejado. Si me hablás de un perro de 5 o 6 años, que ya tiene un carácter más forjado puede ser, aunque estos perros tienen un instinto muy latente”, relató.

El abogado señaló que la causa se encuentra a cargo del fiscal Gastón Liotard y se enmarca en Ley de maltrato animal Nº 14346. “Pese a que las penas son menores, no se puede dejar pasar este tipo de hechos, porque fue tremendo y a la vista de muchos testigos”, aclaró.

“Todas las vidas son importantes. Tanto como la del perrito atacado, como la del perro agresor. Nadie quiere que un perro mate a otro, pero son animales y pueden suceder. Los que pensamos somos los humanos y somos los que tenemos que evaluar las reacciones que vamos a tener frente a diferentes hechos”, finalizó.

LEÉ MÁS

Le robaron su perra cuando fue a comprar y dos días después la vendían en el oeste

Viveza: violan la cuarentena con la vuelta del perro

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario