Tocó fondo: el Rojo perdió y quedó último

De local. Independiente cayó 2 a 1 frente a Sansinena de Cerri. Los dos goles rivales fueron de cabeza. Con la victoria de Cipo, ahora se ubica último en el grupo sur, en descenso directo. Trotta analiza su continuidad.

Sofía Ibáñez / ibanezs@lmneuquen.com.ar

Independiente tocó fondo. Perdió de local 2 a 1 frente a Sansinena, por la 13ª fecha de la zona sur del Federal A, en la que se ubica último.

Tras el pitazo final del árbitro, Diego Trotta sin mirar ni hablar con nadie se dirigió a los vestuarios y dejó un manto de duda sobre su continuidad. Hoy habrá una reunión clave junto con su cuerpo técnico para analizar el futuro del Rojo, que acumula siete partidos sin ganar, con dos caídas al hilo.

Te puede interesar...

El Rojo no jugó bien y Sansinena, con objetivos claros en un escenario visitante, le arrebató los tres puntos.

Comenzó siendo un partido parejo, en la que se destacó la entrega ofensiva del local, para presionar y recuperar, pero con imprecisión al momento de atacar. No se encontraron. Sin embargo, el Rojo intentaba poner la pelota al piso y crear.

Y a los 28 minutos llegó el primer golpe para los neuquinos. Un centro y Bruno Nasta de cabeza, batió a Emanuel Pontet, que vio cómo la pelota hacía una comba sobre sí.

Con el 1-0 abajo, el partido perdió claridad y predominaron los pelotazos de un campo a otro. Independiente no logró hilvanar una situación de peligro.

Nasta y Schefer marcaron los goles de Sansinena. Berra, de penal, había converrtido el 1-1, que duró un minuto.

Fugaz empate

En el complemento, a los 10 minutos Hernán Azaguate estuvo cerca del empate, pero la igualdad parcial llegó tres minutos después, cuando bajaron a Mauricio Villa en el área y Manolo Berra puso el 1-1 con una definición impecable.

Pero duró poco y volvieron las pesadillas para el Rojo, porque al minuto, tras un tiro de esquina de Arriola, el capitán Juan Pablo Schefer, de cabeza y en soledad, puso el 2 a 1. Sin embargo, el Rojo tuvo 30 minutos para buscar el empate y no lo logró. Con más empuje que ideas, el equipo de Trotta fue por la igualdad y Sansinena lo aguantó bien, siendo inteligente, manejando los tiempos del juego. El Rojo no se recuperó anímicamente tras el segundo gol.

Ahora se viene una semana corta, porque entre el viernes y el sábado, el conjunto capitalino deberá visitar a Sol de Mayo, con más urgencias que antes, en busca del ansiado triunfo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído