Un fallo que nos hace reflexionar

El fallo que condenó a un hombre a 8 años de prisión por ser el propietario de un perro pitbull que en 2014 atacó y mató a un nene de dos años generó sorpresa en el ambiente judicial neuquino por las características y severidad de la pena.

Abogados y fiscales consultados por este diario reconocieron que se trata de un fallo inédito y que, de quedar firme, generará jurisprudencia, no sólo para la responsabilidad que le cabe al dueño de un perro, sino para otro tipo de incidentes que pudieran causarle la muerte a una persona.

En el fallo, el juez fundamentó la carátula de homicidio simple con dolo eventual en que el propietario del animal, que además tiene otros siete ejemplares de la misma raza, ya había sido advertido sobre la ferocidad de estos canes y que, sin embargo, dejó al pitbull atado al volante de un auto abandonado, sin bozal y en plena vía pública.

¿Accidente u homicidio? El fallo por el ataque del pitbull al nene ya genera un fuerte debate.

Asegura el juez que, en este caso, el perro actuó como un arma mortal y que por eso le cupo la dura calificación de la carátula.

"De quedar firme la sentencia, puede sentar un precedente muy importante", reconoció ayer un reconocido abogado penalista, quien dijo que este tipo de incidentes ocurren todos los días. "Una maceta que se cae de una terraza y mata a alguien, cuando ya le habían advertido a su propietario sobre la necesidad de que la arreglara, sería el mismo caso", graficó el letrado.

Con interpretaciones a favor y en contra, el fallo desnuda en realidad las responsabilidades que nos caben a todos los ciudadanos y que muchas veces, por culpa de una pereza que se transforma en negligencia, pueden terminar en una desgracia irreparable. Un tema para reflexionar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído