Un gremio muy particular

Gremio particular el de la UOCRA. Sufrido por sus afiliados, tipos que se rompen el lomo en invierno y verano por un sueldo que nunca es estable y que está bastante alejado del salario ideal para poder sobrevivir. Pesado por dirigentes, quienes, pese a la rotación democrática o forzada, siempre están al borde de la ilegalidad y el delito.

Tal como viene sucediendo en los últimos años, ayer la UOCRA fue protagonista de un hecho impactante que, si bien tuvo su fundamento en una causa justa, desnudó una vez más la violenta interna por la que atraviesa.

En nombre de los despedidos y la falta de trabajo, un grupo enfrentado con la conducción decidió cortar el tránsito en la zona de los puentes en la capital y rutas en toda la provincia. El resultado fue un caos, ya que la medida nunca fue anunciada y todos se enteraron a las 6:30.

Lo curioso fue que cuando uno de los voceros denunciaba la precaria situación por la que atraviesa el sector, desde la secretaría general del gremio se desautorizó tal acción por no haber sido consultada con los afiliados.

Ángel Godoy, quien ocupa el lugar que dejó Víctor Carcar (prófugo de la Justicia), dijo que no se trataba de una interna, pero luego tuvo que reconocer que en el trasfondo de estas y otras violentas protestas está la puja del poder.

El reconocimiento de Godoy llegó cerca del mediodía, cuando lo entrevistaron los medios. Fue en ese momento que miles de personas atormentadas por los piquetes se enteraron de que la causa de los cortes no había sido tan justa como se había planteado, más allá del parate que tiene la actividad por la crisis.

Gremio particular el de la UOCRA. Dicen que en diciembre tal vez se celebren elecciones, aunque por los antecedentes del gremio, todo lo posible puede llegar a pasar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído