Una noticia y la verdad

Quienes ejercemos el periodismo no podemos dejar de verla -y quedar atrapados- por la película En primera plana (Spotlight, su título original), firme candidata a los premios Oscar, basada en hechos reales: decenas de aberrantes abusos sexuales perpetrados por miembros de la Iglesia de la ciudad de Boston, Estados Unidos. Y, por supuesto, toda la cadena de abogados, policías y jueces que protegía a esos sacerdotes abusadores.

El film, que conjuga drama e investigación periodística, nos habla de ética personal y profesional, justamente en un tiempo, el nuestro, en que esa condición periodística está en constante cuestionamiento.

Lo que me llamó la atención de la película es que muestra el proceso de investigación que llevó a los periodistas del diario Boston Globe a conseguir la historia de corrupción y ocultamiento por parte de la Iglesia de los abusos sexuales cometidos por cientos de curas.

Periodistas descubren esos momentos en los cuales la gente sin poder está siendo victimizada.

La película no convierte a los periodistas en héroes ni mucho menos. En todo caso, lo que hace es destacar el trabajo periodístico y el compromiso de ese grupo de periodistas que descubre esos momentos en los cuales la gente sin poder estaba siendo victimizada.

"Son las historias que debemos contar porque generalmente los gobiernos no suelen hacer nada para remediar estas injusticias. O incluso son directamente responsables de esas injusticias", dijo Walter Robinson, editor del diario que luego de más de ocho meses de investigación reveló en 2002 los sistemáticos y aberrantes delitos por parte de una institución que les arruinó la vida a cientos de chicos, cuando lo que debía hacer era protegerlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído