Vamos a sufrir hasta el final

La predicción (del título) no tiene nada de original. Javier Mascherano tranquilamente puede reclamarnos derecho de autor. Fue el ícono albiceleste quien en la previa al nefasto partido con Perú anticipó “vamos a sufrir para clasificar”. La ironía del destino hizo el resto: el propio Masche, con un involuntario error para el 2 a 2 en Lima, propició que la angustia se agrande y el sufrimiento se adelante. Sí; transcurrida la mitad de eliminatorias y por si alguien aún pensaba lo contrario, hay indicios cada vez más fuertes de que ya no resultará un trámite como en otras clasificaciones mundialistas.

Las alarmantes señales no sólo provienen de las estadísticas sino también del juego. Y la ausencia de Messi une ambos aspectos. Sin él, a la selección le cuesta horrores sumar y llenar los ojos: sólo una victoria, cuatro empates y una derrota. Con Lio en cancha, tres éxitos en tres partidos. Pero, más allá de lo matemático, el funcionamiento es lo que preocupa, ya que, se sabe, los resultados son generalmente consecuencias del rendimiento y el nivel de la Selección decae demasiado cuando falta el 10.

A prenderle velas a Messi porque si se reiteran sus ausencias, el riesgo de no ir a Rusia será mayor al actual.

El Patón Bauza está invicto como técnico de la Albiceleste: le ganó de local a la puntera Uruguay y luego igualó dos partidos de visitante ante Venezuela y Perú. Pero también está en deuda, ya que murió en el intento al tratar de disimular la ausencia del mejor del mundo. Después, hay varios jugadores cuyos ciclos en la Selección empiezan a cumplirse... También lo dijo el Jefecito: “La generación de Messi, Agüero, Higuaín y Di María ya tiene 30”. Vamos a sufrir, como advirtió un casi visionario Masche antes de la batalla de Lima. Así será de acá al final. Que la angustia, al menos, valga la pena. ¿Nos vemos en Rusia?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído