Venganza: los Santana tirotearon e hirieron a Rodrigo "Pollito" Rojas

Fue por un ajuste de cuentas entre narcos por un crimen ocurrido en marzo. Unos 20 balazos al ingresar a su casa. El joven fue herido en una pierna.

Neuquén

Rodrigo “Pollito” Rojas, de 20 años, resultó herido en una pierna tras una intensa balacera de más de 20 tiros contra su vivienda en el barrio Gran Neuquén Norte. Se trata de un ajuste de cuentas entre la banda de los Santana que se quieren cobrar el crimen de Martín González asesinado de un tiro, en marzo pasado, por el hermano menor del Pollito.

El crimen de González se dio en el marco de un apriete narco que perpetró Lucas Santana, quien le pidió a la víctima fatal que lo acompañara hasta lo de Pollito porque había roto algunos códigos y estaba vendiendo droga en su territorio.

En medio del apriete, a Lucas Santana se le trabó el arma y el hermano menor de Pollito sacó un revólver y abrió fuego, matando a González y dejando herido de gravedad a Santana, que zafó.

El episodio recrudeció el enfrentamiento y, ni bien los Santana se enteraron de que Pollito y su hermano, acusado de homicidio, volvieron a la casa de calle Gervasoni y Fernández, en Gran Neuquén Norte, comenzaron los ataques.

Susana Rojas, mamá del menor involucrado en el crimen, denunció varias veces en fiscalía los ataques que sufría y reclamaba custodia.

Todo tomó otra dimensión cuando dentro de la sede judicial del Niño y el Adolescente uno de los hermanos de González golpeó al joven acusado, en medio de un escándalo que incluyó un disparo de un policía que buscó amedrentar a los revoltosos.

Ayer a las 17, Susana se comunicó con LM Neuquén para notificar que le habían baleado la casa y que habían herido a Pollito y a un amigo cuando ingresaban a la casa.

La Policía realizó las pericias y secuestró unas 20 vainas calibre 9 milímetros pero no pudo dar con los agresores.

Cutral Co

Por un crimen balean una casa

Ayer a la tarde balearon la casa de un padre y su hijo que fueron acusados y detenidos por el crimen Laura Gutiérrez, la abuela que cubrió a su nieta al quedar en medio de un tiroteo cuando paseaba por el barrio Nehuen Che, en Cutral Co.

Si bien no hubo heridos, la fiscalía y los peritos realizaron las pesquisas en el lugar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído