Armani expone más a Rossi

Pocas veces se dio un contraste tan notorio en los arcos de River y Boca: a uno hoy le salen todas, al otro nada.

Apaguen la tele porque voy a soñar con Armani, sigue sacando pelotas”. Eduardo Coudet es una de las “víctimas” preferidas del imbatible e implacable arquero de River, acaso quien más lo ha sufrido (con Central, con Racing...).

Por eso, el Chacho, dueño de un carisma y humor únicos, se lució en la conferencia del jueves mientras analizaba el triunfo de su equipo y de reojo pispeaba lo que acontecía en el partido del Millo en Colombia, todo en el marco de la Libertadores.

El técnico de la Academia es uno de los tantos que se rinden ante el excelente momento del Flaco de Casilda. Pero al mismo tiempo que se agranda la figura del ex Nacional, en la vereda de enfrente, el arquero de Boca Agustín Rossi pierde imagen y popularidad y le llueven críticas. Siempre se los compara a los dos elencos más grandes de la Argentina y en sus arcos se da, en la actualidad, un contraste inusual.

Como pocas veces, el presente de los “1” resulta sumamente dispar. Está claro que Rossi no es un mal arquero. Por algo supo quitarle el puesto en Defensa al neuquino Gabriel Arias, hoy en la selección chilena. No por nada llegó de un equipo chico y fue campeón en su primer torneo en la Ribera. Personalidad y condiciones tiene. Quizás lo traicionan los nervios, tras una sucesión de groseros errores que lo dejaron en evidencia y generaron desconfianza en el hincha y en sus propios compañeros.

“Son momentos”, suele decir otro técnico, Miguel Russo. Mientras Armani no para de atajarse todo, Rossi se mete hasta las que van afuera. Tal vez es momento para que el Mellizo lo proteja y lo guarde unos partidos. Porque si sigue así la mano, no sólo el Chacho va a tener pesadillas, sino también el propio Guillermo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído