Bergoglio marca el ritmo

Se calcula que unas 200 mil personas se movilizarán por las rutas y pasos fronterizos de Neuquén.

Pese a que estará apenas unas horas en Temuco durante su visita a Chile, Jorge Bergoglio reactivó el enorme fervor religioso en esta parte de la Patagonia, donde millares de feligreses se movilizan sin importar las condiciones del clima o el esfuerzo que tienen que hacer para dar muestras de adhesión. Los neuquinos toman, incluso, la visita del Papa como si vinieran a su propia provincia. Pero también irán a Temuco fieles procedentes de otros rincones de la región y provincias vecinas. Las estimaciones del gobierno provincial son que unas 200 mil personas se movilizarán por las rutas neuquinas durante estos días, por lo cual se ha previsto un operativo inédito y que, por sus proporciones, será histórico.

La franciscomanía, se calcula, se replicará en cada uno de los sitios que el pontífice visitará en su viaje al Cono Sur, sin escalas en Argentina.

Bergoglio sigue marginando a su país natal de su itinerario. Lo hace sin que existan razones explícitas, aunque tratándose de este Papa, los gestos suelen hablar por sí mismos. Algo de eso es lo que han manifestado días atrás los obispos argentinos al salir al cruce de dirigentes, políticos y activistas que aseguran hablar en nombre de Francisco.

Sin embargo, nada de eso parece importarles a los neuquinos que igual irán a Chile, aunque más no sea para observarlo desde lejos o, con suerte, estrecharle la mano cuando recorra las calles de Temuco.

Las autoridades provinciales y federales, por su parte, vienen formulando sugerencias y consejos para evitar que las crónicas periodísticas hablen de problemas en los pasos fronterizos o accidentes en las carreteras. Para quienes la visita es una fiesta no deben perder ese sentido y tienen que hacer todo lo posible para que nada salga mal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído