Borracho, le tiró el avión encima a su mujer y murió

Botsuana. Un avión pequeño terminó estrellado contra un club mientras se realizaba una fiesta con decenas de invitados en el aeródromo cercano a la ciudad de Gaborone, capital de Botsuana, sur de África. Según confirmaron medios locales, el piloto kamikaze tenía un claro objetivo: asesinar a su esposa, con la que había discutido minutos antes en ese evento

Charl Viljoen, piloto de ese país, asistió a una celebración al Matsieng Flying Club el sábado pasado junto a su esposa. En ese lugar, el hombre se emborrachó, discutió y la golpeó. Ante esto, otros invitados le pidieron que se retirara de la fiesta, detalló el medio The Citizen. Pero Vilijoen no se fue a su casa, sino que decidió robar un avión Beechcraft King Air Air B200 A2-MBM y comenzó a sobrevolar el club donde había quedado su esposa. Desde el aire, el piloto suicida contactó a un amigo para que le informara en qué parte del edificio estaba exactamente su pareja, con la que llevaba 10 años de convivencia. Tras esto, cayó en picada y estrelló la aeronave contra el edificio. Sin embargo, las pasadas rasantes de la avioneta ya habían alertado a los empleados del club, quienes, antes del incidente, ordenaron a todos los invitados evacuar el lugar. Esta rápida reacción permitió que nadie en tierra saliera herido. El piloto murió debido al tremendo impacto.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído