Deberán llevarles el agua a vecinos de Puesto Guzmán

La Justicia les ordenó garantizar el suministro al EPAS, al Municipio y al gobierno provincial.

Neuquén.- La Justicia ordenó ayer al gobierno provincial, al EPAS y al Municipio suministrarles agua potable a 15 familias que viven en Puesto Guzmán, un precario caserío ubicado en una picada de la meseta a seis kilómetros de esta capital, muy cercana al sector baterías Pluspetrol.

La jueza Ana Virginia Mendos resolvió favorablemente una medida cautelar solicitada en el marco de una acción de amparo por la defensora adjunta de Gestión Patrimonial, Anahí Mattioni, y ordenó que brinden el servicio de distribución de agua potable a todos los habitantes del sector; esto hasta tanto se resuelva el fondo del amparo.

“La distribución que se ordena deberá mantener la frecuencia y los volúmenes que resulten necesarios para la subsistencia de todos los habitantes de la zona afectada”, expresa la resolución judicial.

Si bien el recurso de amparo se presenta por uno de los vecinos, en el escrito se alude a los derechos subjetivos homogéneos de todas las familias del sector. Esto implica que la afectación del corte del suministro los perjudica por igual, y todos tienen el derecho a que se restablezca.

Gracias a la cercanía de la planta de Pluspetrol, los vecinos consiguieron que les donen el agua sobrante de los ductos para regar sus huertas. Después, lograron la conexión de luz del EPEN. El gas, en cambio, hasta hoy lo compran en garrafas.

El agua potable la llevaba el Municipio en camiones, gracias a un antiguo convenio que consiguieron los vecinos en una campaña electoral y que venció días atrás. Ante la versión de que la comuna ya no se haría cargo porque no es su jurisdicción, presentaron un amparo, con la ayuda de la Defensoría del Pueblo.

Ante este cuadro y el inminente corte del suministro, se presentó el amparo, cuya medida cautelar se resolvió en favor de lo peticionado: “teniendo en cuenta la naturaleza vital del elemento cuyo suministro se reclama”, ordenar a la Municipalidad, EPAS y Provincia que brinden el servicio de distribución de agua potable a los vecinos del sector.

Para llegar a Puesto Guzmán hay que subir por una picada desde la rotonda de la autovía, en el límite con Plottier. A los 5 minutos se ve el caserío a lo lejos. Las viviendas tienen amplios patios polvorientos, algunas gallinas que se cruzan y árboles agonizantes que delatan que alguna vez Puesto Guzmán fue una mancha verde en la meseta.

El primer vecino en mudarse allí, Héctor Guzmán, llegó el 10 de noviembre de 1990. Todavía recuerda la fecha. Una inmobiliaria les vendió parcelas para producir con la promesa de que pronto tendrían agua, luz y gas. De a poco, se enteraron de que el sitio estaba fuera del ejido de Neuquén y que no habría servicios en mucho tiempo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído