El ajuste del despilfarro

Si se puede "ahorrar" una millonada sin afectar las funciones del Estado, ¿para qué se gastaba esa millonada?

Se puso de moda recortar cargos como si fuese un medio redentor de los que conducen los aparatos del Estado. El presidente Mauricio Macri les apuntó a los familiares de los ministros conchabados en el gobierno y al congelamiento de los abultados salarios de los cargos políticos para ver si así descomprimía la crisis generada por el desempeño del jefe de la cartera de Trabajo, Jorge Triaca, quien nombró en la intervención de un sindicato a una empleada personal a la que tenía en negro. Esta lectura sobre la primera movida presidencial tras regresar de una gira que incluyó el Foro de Davos, que concentra al establishment económico mundial, además de Rusia y Francia, con reuniones con los respectivos presidentes, la hicieron los analistas y periodistas propios y extraños al plan macrista.

En Neuquén, el gobernador Omar Gutiérrez decidió congelar salarios de funcionarios y echar a unos 350 miembros de la planta política, muchos de los cuales seguirán en cargos de planta del Estado, además de dar de baja líneas de teléfono y alquileres de inmuebles. Con eso, dijo el mandatario provincial, se ahorrará el fisco unos mil millones de pesos por año.

Te puede interesar...

Los gobernantes de la Nación y la Provincia dan por hecho que los recortes que promocionan como el camino a la redención de sus administraciones no perjudicarán las prestaciones del Estado. ¿Por qué no los hicieron antes entonces? ¿Para qué gastaron los millones que ahora recortan si no servían para mejorar el funcionamiento del Estado?

En el fondo del ajuste, los trabajadores con sueldos que rayan el costo de la vida, cuando no están por debajo, esperan por los resultados de sus paritarias, que serán condicionadas en el nombre del ahorro que “vendieron” los gobiernos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído