El Barcelona le ganó 2 a 0 al Levante con lo mínimo e igualó el récord de partidos invicto

El Barcelona ganó hoy 2-0 en el campo del Levante gracias a un autogol de David Navarro y un tanto postrero de Luis Suárez en un choque que sirvió para que el conjunto de Luis Enrique igualara un récord histórico del club con 28 partidos invicto.

El encuentro, correspondiente a la vigesimosegunda jornada de la Liga española de fútbol, también sirvió para que el técnico sumara 100 partidos en el banquillo del Barcelona con un balance espectacular: 80 victorias, 11 empates y nueve derrotas.

El Barcelona jugó un partido muy gris. Quiso imponer desde el principio la lógica que se le supone a un duelo entre el líder de la Liga española y el colista, pero eso apenas le duró 20 minutos porque el resto del encuentro jugó con escaso sacrificio.

Apenas tardó dos minutos en marcar, pero el árbitro anuló el gol de Lionel Messi por un supuesto fuera de juego que no existió. El conjunto azulgrana manejó muy bien el balón en esos instantes iniciales, creando superioridad en banda y finalizando jugadas. Se adelantó a los 21 minutos gracias a un autogol de David Navarro tras centro de Jordi Alba.

Sin embargo, el gol del Barcelona lo desconectó del juego y el Levante, poco a poco, comenzó a rebelarse contra su teórico papel de víctima. Y si no empató antes del descanso fue por mala suerte. O por falta de efectividad.

Por ejemplo, Verza tuvo un lanzamiento de falta que se fue por poco, Lerma no definió en velocidad y Morales, en la ocasión más clara, mandó un remate al palo. El Barcelona se dio por satisfecho con llegar al descanso con mínima ventaja.

Pocas cosas cambiaron en la segunda parte. El Levante mantuvo la fe en el empate mientras el Barcelona se entregaba a la pereza, pero el conjunto local evidenció sus problemas para hacer ocasiones claras y goles.

Luis Enrique vio tanto peligro en el partido que a los 68 minutos puso a jugar a Sergio Busquets después de reservarlo al inicio. Con ello, el equipo azulgrana ganó en consistencia, aunque tampoco le alcanzó para generar ocasiones. Luego entró Aleix Vidal en lugar de Dani Alves, un agujero en la zaga visitante.

El Barcelona echó mucho de menos un mejor partido de su famosa "MSN" -Messi, Neymar y Suárez-, extrañamente desconectados durante todo el partido. Cuando ésto ducede, el conjunto azulgrana tiene muchos problemas para ganar.

La sentencia llegó ya en el tiempo de descuento gracias a un contraataque culminado por Suárez en lo que fue su vigésimo gol en la presente edición de la Liga española. El resultado fue demasiado premio para el líder ante el colista.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído