El debate por la nueva ley de educación no tiene fin

Patearon para 2018 la sanción definitiva. La discusión viene de 2010.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- La Ley de Educación Provincial, en la que se invirtieron millones de pesos y años de debate, está incompleta. Y seguirá así al menos hasta 2018. En las últimas semanas, los diputados acordaron prorrogar dos años las normas accesorias que se necesitan para aplicarla. Son textos que definen la postura del Estado neuquino en cuatro cuestiones clave: la interculturalidad, el financiamiento educativo, las escuelas privadas y el monitoreo de la calidad de la enseñanza.
El proceso para que Neuquén tenga una Ley Orgánica de Educación comenzó a mediados de 2010, con la ex vicegobernadora Ana Pechen. Se dijo entonces que iba a ser una norma consensuada, para superar los problemas crónicos de las escuelas neuquinas y marcar pautas a largo plazo.

Se dictaron charlas de especialistas, se armó un Foro Educativo y se contrató a una comisión de asesores, todo financiado por la Legislatura. También recorrieron la provincia haciendo encuestas y consultas a la población.

4 mil: encuestas se hicieron en toda la provincia en los 4 años que duró el Foro Educativo.

El camino fue sinuoso, con avances y retrocesos. En 2011, cuando la gestión de gobierno concluía, la ambiciosa ley era apenas un borrador. El gremio ATEN la rechazaba y no había condiciones para sancionarla. Entonces, todo lo que había se volcó en un proyecto a seguir analizando.

"Creemos que es fundamental que esté el MPN para discutir ahora. Hay temas que son difíciles, como el financiamiento educativo". Pamela Mucci. Diputada por el FyPN

"No podría decir por qué el oficialismo no avanza. Nosotros creemos que los cuatro temas pendientes son indispensables". Damián Canuto. Diputado por el PRO

"Pareciera que no se quiere implementar lo que sancionaron hace poquito, como si el Ejecutivo quisiera desconocerlo". Jesús Escobar. Diputado por Libres del Sur

Pasó el 2012 sin demasiadas novedades. A finales de ese año, ante la queja de varios diputados -incluso dentro del oficialismo- por el olvido en que había caído la ley, se anunció que iba a haber una segunda ronda de debates.

El 2013 pasó también sin muchos avances en un año electoral. En 2014 se consensuaron cambios en el método de debate, que venía pidiendo parte de la oposición.

A fines de ese año se hizo un Congreso Educativo y se sancionó finalmente la norma, aunque dejaron sin precisar temas en los que había disidencias. Se dijo que esos puntos iban a definirse en cuatro leyes, que iban a estar sancionadas en diciembre de 2015. Ese tope quedó escrito en la ley.
Llegó el 2016 con el plazo vencido. Y, como nadie en el MPN pidió reanudar el debate de las leyes accesorias, el bloque del PRO recogió el guante. Presentaron un proyecto para formalizar la prórroga que ya existe de hecho. También acordaron con el oficialismo que la Legislatura se obligue a sí misma a completar el paquete de leyes para diciembre de 2017.

Ese compromiso, que está a un paso de concretarse, permitiría que la tan promocionada Ley Orgánica de Educación vuelva al ruedo y quede lista para aplicarse en el ciclo lectivo 2018. Eso, si no sufre otro aplazo.

Falta más diálogo

La ministra de Educación, Cristina Storioni, justificó la prórroga de las normas complementarias. Dijo que la demora es un mal necesario si se busca el consenso. "Entiendo que hay temas que requieren más análisis y apruebo si hace falta más tiempo", dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído