En Moritán reinan la bronca y los autos a contramano

El cambio de sentido de la calle generó innumerables problemas.

Andrea de pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
A dos meses del cambio de mano de la calle Moritán, el enojo de los vecinos sigue intacto. No sólo están molestos los que viven sobre esta calle, sino también los que transitan por los sectores aledaños porque el cambio impactó en el tránsito de todas las calles paralelas desde Rufino Ortega hasta Godoy.

Aunque el tiempo pasó, con sólo transitar por esa arteria se ve cada tanto algún desprevenido o vecino enojado que atraviesa esta calle en sentido contrario. Y, cuando pasa, es común ver cómo las manos de los que conocen las normas no les alcanzan para hacer señas de que el coche va a contramano. Sin embargo, los automovilistas parecen no ver las advertencias y siguen de largo burlando las pautas de circulación que impusieron los funcionarios.

Se enojan los que viven en Moritán; se enfadan los que viajan todos los días del oeste hacia todos los barrios ubicados al norte de esta calle. Están molestos los comerciantes porque venden menos, los vecinos de Violeta Parra por el tránsito incesante todo el día y los que viajan por Godoy, que se convirtió en un martirio después de las 18. Los únicos que aplauden esta idea son los comerciantes de Violeta Parra, quienes aseguran que desde que cambió de mano venden mucho más que hace dos meses atrás.

Enojos
Sobre la calle Godoy los vecinos aseguran que desde que cambió de mano Moritán el tránsito sobre estas calles es mucho más intenso. "En Antártida Argentina se arman colas y no puede pasar nadie.
El mayor problema se da entre las 18 y las 21. A esa hora es un lío", comentó Gustavo, que trabaja sobre esta calle. "Impactó mucho, para subir, para ir a las escuelas. Antes era otra cosa", agregó Francisco.

Más hacia el este, en Violeta Parra, cuando se hace una calle más angosta, el problema es el mismo, pero en medio de un barrio tranquilo. "En esta esquina de República de Italia desde que cambió de mano hubo cuatro choques", contó Orlando, quien consideró que es urgente el cambio a una sola mano de esta calle porque los congestionamientos son constantes: "Entre los autos estacionados y los autos que van y vienen, el tránsito es un lío", dijo.

Sobre Moritán el problema es otro. No es el lío del tránsito sino que el cambio modificó la vida de los vecinos. "Los que tomaban la línea 12 para volver al oeste ahora tienen que caminar hasta Rufino Ortega, que son unas siete cuadras", contó Andrés, y reclamó más carteles que adviertan que van en contramano: "No hay en toda la extensión un solo cartel de esos de color rojos que dicen que es contramano".

"Me bajaron las ventas un montón. Antes las señoras que venían del centro para arriba estacionaban frente al comercio porque siempre hay estacionamiento; ahora, nada que ver", manifestó Vanina, dueña de una pollería.

Otra vecina de la calle Reconquista contó que el cambio de mano le complicó la vida cotidiana. "Para ir a algún lugar tengo que dar muchas vueltas. Reconquista, que antes era tranquila, es transitada todo el tiempo. Se complicó mucho transitar hasta Rufino Ortega, es un lío", explicó Nancy.

OPINIONES
"Sigue igual. Es un desastre y no ven los carteles de señalización. Se meten todo el tiempo en contramano; como van para el hospital, mucha gente lo hace, hasta las ambulancias".
Miriam Vecina y comerciante de Moritán
"Bajaron mucho las ventas y la gente se queja bastante acá en el local. Yo vengo de arriba, no tengo problemas, pero todos los que vienen desde abajo tienen que dar muchas vueltas para volver".
Franco Empleado de un local de Moritán
"A nosotros nos benefició. Seguramente a algunos los perjudica, pero nosotros sentimos una diferencia".
Cecilia Comerciante de Violeta Parra


Dejan de una sola mano 60 cuadras de La Sirena

NEUQUÉN
Para continuar con el programa de ordenamiento del tránsito que lleva adelante el Municipio, el viernes comenzará a ejecutarse una nueva etapa del plan integral de movilidad urbana, a través del cual 60 cuadras de La Sirena dejarán de ser de doble sentido para ser de mano única.

El trabajo se dividirá en tres etapas y la primera comenzará este viernes. Se cambiarán diez cuadras en el espacio comprendido por Lastra, Luis Beltrán, Anaya y Saavedra. La segunda iniciará el primero de mayo y terminará el proceso en junio.

El director de Tránsito, Facundo Churrarín, detalló que Intendente Carro tendrá sentido este-oeste desde Petróleo a Saavedra; Eva Duarte de Perón correrá en sentido sur-norte desde Beltrán a Lastra, al igual que Nogara desde Beltrán a Carro; en tanto que en Lago Espejo, desde Beltrán a Armas, se podrá circular de norte a sur.

Churrarin aclaró que el pasaje Saavedra que se extiende cien metros -y que corre paralelo a la Saavedra que es doble mano y que es la salida del hipermercado de esa zona- pasará a tener sentido norte-sur desde Armas a Beltrán.

En tanto, el pasaje Beltrán, que corre paralelo a su homónimo de doble sentido, se convertirá en mano única este-oeste desde Eva Duarte de Perón a Saavedra. Por último dijo que la calle Armas, desde Perón a Anaya tendrá sentido oeste-este. Saavedra, Beltrán, Anaya y Petróleo continuarán siendo de doble mano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído