Éxito en medio de una tragedia

Estar preparado para la emergencia y la tragedia no significa que una sociedad no tenga que lamentar víctimas. Ayer fue el mejor ejemplo, con el dramático incendio que se desató en uno de los edificios de la Galería Jardín, que se cobró la vida de un joven y que causó graves heridas a una decena de personas.
Pero el operativo que se llevó a cabo en el centro de la ciudad de Neuquén fue exitoso desde el primer momento en el que encendió la alarma.

Las redes sociales -como ocurre casi siempre- fueron las primeras en advertir el siniestro cuando la ciudad recién se despertaba para transitar un feriado apacible en vísperas del verano. Y fueron los bomberos y el Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) los que se hicieron presentes de inmediato para asistir a las víctimas, contener a los heridos y a la gente que había quedado encerrada en el miedo y la psicosis por el temor a que el fuego se siguiera expandiendo.

Ayer quedó claro el alto grado de preparación que tienen los servicios para las emergencias en la ciudad.

Médicos, paramédicos, policías y bomberos demostraron ayer un aceitado trabajo en equipo, más allá de que se denunciaran algunas limitaciones. Es cierto que el hecho de que haya sido un día feriado facilitó las cosas, especialmente a la hora de cortar el tránsito y montar toda la logística necesaria para trasladar a los heridos hasta los hospitales más cercanos. Pero la mayoría de los departamentos fueron evacuados en cuestión de minutos y no hubo más víctimas gracias al operativo.

La traumática experiencia de ayer sirvió para revalorizar el trabajo de quienes se juegan la vida todos los días, pero también para destacar la necesidad de tener servicios de emergencia con todos los recursos posibles, muchos más de los que se vieron ayer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído