La Copa, un salvavidas

El primer semestre del 2018 será época de vacas flacas para los equipos más importantes de la región. Exceptuando a Roca, a Independiente y a Cipolletti –sobre todo a este último- no les entusiasma tanto la segunda parte de este Federal A, teniendo en cuenta el lugar en el que se encuentran. Rojos y albinegros fueron condenados a la instancia reválida, en la que se piensa más en los descensos que en subir de categoría, y seguramente las expectativas bajarán mucho en las tribunas de sus estadios. En este marco, la Copa Argentina aparece como un salvavidas para los poco laureados regionales.

Independientemente del momento en cuestión, el certamen federal les da una chance de entusiasmarse con superar instancias y, por qué no, verse las caras con un grande de Argentina en el mediano plazo. El certamen a nivel federal podrá tener sus falencias estructurales o presupuestarias, pero sin dudas sirve para traer pasión en momentos donde las cosechas no son las mejores. Independiente se medirá primero con Ferro de General Pico, mientras que el Albinegro enfrentará a Roca, su rival de siempre. Superando sólo dos rondas ya aparecen las grandes carteleras y allí el azar puede hacer su parte para que toque enfrentar a un grande, tal como ya lo supieron hacer el Rojo y Cipo en ediciones anteriores contra Racing y San Lorenzo. Las dirigencias de ambos equipos lo saben y por eso a esta hora todos los cañones apuntan hacia allá. Un torneo que renueva la competencia interna en los planteles vuelve a poblar las tribunas y además, claro, puede dejar jugosos dividendos a las arcas de la zona. La Copa, un premio para el fútbol del Valle en épocas de calor y sequía.

El certamen les da una chance de superar instancias y, por qué no, verse las caras con un grande.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído