La esquina del eterno retorno

En unos meses más, quienes transiten por Godoy y Ortega y Gasset podrían transformarse en personajes de algún cuento de Jorge Luis Borges en el que exploró esa idea nietzscheana del eterno retorno.

En unos meses más, quienes transiten por Godoy y Ortega y Gasset podrían transformarse en personajes de algún cuento de Jorge Luis Borges en el que exploró esa idea nietzscheana del eterno retorno.

El comienzo de ese supuesto relato borgeano se ubica un poco más de tres años atrás, cuando esa esquina neuquina era un torbellino de consumidores y no parecía descansar nunca por el frenético ritmo que le daba la Cooperativa Obrera y los negocios cercanos. Pasa por los gritos de dolor de las más de 20 víctimas y el silencio de los 7 muertos de aquel fatídico 25 de octubre de 2012, cuando se desplomó y el cierre de las puertas de un banco, una librería, una fábrica de pastas. El nudo del relato cuenta el llanto y la bronca de familiares de las víctimas ante las leves condenas que recibieron los culpables del derrumbe. Y ahora, como desenlace borgeano, ese emblemático de la ciudad en el barrio Canal V vuelve a renacer como si se tratara de apaciguar tanto abandono y orfandad en la que estuvo sumergido.

La esquina de la Cooperativa Obrera vuelve a renacer como si fuera a apagar tanto abandono.

En ese lugar, que acaso nunca quiso convertirse en un santuario al estilo Cromañón, se erigirá un supermercado, retornará la librería que se había mudado a la calle Belgrano, y otros locales esperarán a sus nuevos propietarios.

Donde nada había quedado y todo parecía quedar sepultado con el derrumbe fatal hoy comienza a transformarse, a abrir nuevas esperanzas en quienes apuestan a hacer despertar esa zona comercial.

En unos meses más, los vecinos y comerciantes dejarán de entristecerse cuando la oscuridad de la noche no deja de mentir de que hay una esquina que sigue vacía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído