Los aullidos, una forma de expresión

El perro, según la fuerza y extensión de estos sonidos, busca demostrar su estado de ánimo.

Ante varias situaciones, el grito casi de guerra se hace oír por parte de los perros. Pero en realidad ¿qué quieren expresar con esos aullidos? Esta reacción del canino nos quiere decir que algo está sucediendo y dependerá del motivo que lo haga con menor o mayor intensidad. No olvidemos que los perros descienden de los lobos.

El oído canino es muy potente y agudo, por lo que escuchan cosas que nosotros no logramos oír, es por esto que lo que transmiten es una emoción, ya sea positiva o negativa. Los científicos estudiaron que los perros son animales muy emotivos, de allí que al escuchar la sirena de bomberos intuyan el peligro y aúllen. En otros casos, cuando sus dueños no están presentes en casa y ellos quedan solos, extrañan mucho, se sienten tristes, y entonces surge el aullido como manera de expresar este sentimiento.

En otras ocasiones suelen expresarse para comunicarse con otros perros al oír muchos ladridos. Es decir que se puede decir que entre ellos se entienden muy bien. Y aunque a los dueños los aullidos les parezcan iguales, no es así: algunos se extienden y son muy fuertes, a través de los cuales el perro “dice” que está allí con la familia, que esa es su casa, su territorio. Es decir, hacen notable su presencia en su entorno y para con los de afuera. Luego, con respecto a los aullidos que duran menos o que son como entrecortados, la mascota quiere decir que se siente sola, quiere saber si hay alguien cerca, cree que está aislada tanto de sus dueños como de otros perros, y en este caso sí hay un lado de tristeza. Cuando los perros comienzan a aullar de repente es porque se encuentran asustados o porque se no se sienten bien, o en casos terminales expresan al igual que los seres humanos “ya no puedo más”.

En otros casos, al igual que sus ascendentes lobos, envían su grito mirando a la luna sabiendo que se acerca la lluvia.

¿Feliz o triste?: Si el aullido es fuerte y constante, el perro marca su territorio. Si es corto, denota tristeza.

¿Qué hacer para parar los ladridos? Por Sergio Gómez (veterinario)

El ladrido en el perro puede significar muchas cosas. Algunos lo hacen simplemente para llamar tu atención o porque quieren comer. El problema surge cuando ladran por inseguridad, excitación, enojo o instinto territorial. Hablarle o acariciarlo mientras ladra no hace más que reforzar el comportamiento, porque entiende que lo estás felicitando por su actitud. Gritarle sólo empeora las cosas ya que, para frenarlo, ante todo debés mantener una actitud tranquila. Hay quienes usan collares eléctricos, lo cual tampoco es bueno porque le genera más estrés. Y en los peores casos se recurre a la amputación de las cuerdas vocales, lo cual no sólo aumenta la ansiedad sino que se considera maltrato animal. Para lograr que un perro deje de ladrar, hay que buscar la causa y mantenerse calmo y relajado para dar órdenes cortas y claras, como “no” o “basta”. Sé paciente y constante.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído