Los médicos y ATE no aflojan

El convenio laboral que firmó el gobernador Omar Gutiérrez con ATE, para regular la Salud Pública, generó un (¿inesperado?) cimbronazo político. Los profesionales pusieron el grito en el cielo. Argumentaron que no fueron escuchados en la mesa de redacción (Siprosapune y el gremio de enfermeros no tienen personería jurídica) y el conflicto salió a la calle. El convenio, de unas 80 páginas, tiene que ser refrendado por la Legislatura y el MPN tiene intenciones de sacarlo sobre tablas. No hacerlo sería, al menos, desprolijo desde lo político, ya que lleva la firma de Gutiérrez y del máximo referente de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo. Los médicos se quejaron de que las nuevas reglas laborales no los benefician. Dijeron que tendrán que trabajar 40 horas semanales y hacer otro tiempo extra en el privado para ganar más dinero. Lo que se llama “rendimiento óptimo”. Eso iría en perjuicio de los que trabajan a tiempo completo en los hospitales. Para aprobarlo sobre tablas, el emepenismo tiene que contar con una mayoría especial, es decir, las dos terceras partes de los diputados presentes. En Cambiemos han escuchado atentamente a los médicos, y parte de la oposición ya piensa en debatir el convenio en una comisión. Esto retrasaría su aplicación. En la oposición, cada uno hará su juego. Todavía no está claro cómo jugarán los actores del Frente para la Victoria. Si les darán voz a los profesionales o, por el contrario, aprobarán a libro cerrado lo que firmó Gutiérrez. En el quiroguismo ya se frotan las manos con la posibilidad de frenar este nuevo acuerdo laboral donde el gran ganador es ATE. La sesión de hoy es esperada y todo puede pasar en la siempre pendular política neuquina.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído