Máxima repercusión

El TC pone a la región en el centro de la escena. Un evento único con arraigo, tradición y alto impacto económico.

Durante buena parte del viernes, el #TCenCentenario fue tendencia en Twitter a nivel país. Permaneció horas y horas en la popular red social del pajarito como uno de los diez temas del momento. Por si hacía falta, ello habla a las claras de la dimensión, el alcance y la repercusión que adquiere la prestigiosa carrera que se disputa cada año en la región. Es, sin dudas, el evento deportivo más importante del año en el Alto Valle y pone a la zona en el centro de la escena, por lo que será importante cuidarlo, estar una vez más a la altura de las circunstancias para que Neuquén integre siempre el calendario de la Máxima.

El TC es mucho más que una simple carrera de autos. Es un acontecimiento social, es la fiesta del gran pueblo tuerca. Moviliza a gente desde todos los puntos del país, que se traslada en masa y con alegría. Tiene mística, color y un folclore único: el asadito, las casillas rodantes, la radio bien fuerte detrás del alambrado, los camiones que sirven de palco en la popular, el clásico Ford-Chivo en las tribunas. Pero además de su arraigo, tradición y valor histórico, genera también un fuerte impacto económico que la provincia debe saber capitalizar. No por nada se realiza tamaño esfuerzo para traerlo (se estima que el costo de la competencia ronda los 10 millones de pesos).

Te puede interesar...

El corazoncito, naturalmente, está puesto en los pilotos locales. Camilo Echevarría y Manu Urcera en el TC y Juan Cruz Benvenuti y Lautaro de la Iglesia en la telonera TC Pista. Son cuatro regionales protagonistas, otro aliciente, un plus para que los fierreros locales revienten el autódromo en una edición para la que se espera récord de convocatoria. Máxima emoción.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído