Mujeres con techo de cristal

En un mundo donde hay mayoría de mujeres se construyó un sistema patriarcal, es decir, de dominación masculina. Y en ese sentido, ser más en cantidad no importa porque la posta, tras el fin de la Revolución Francesa, la tomaron los "varones iluminados" que resolvieron hacerse cargo del espacio público y dejar a la mujer en el espacio privado, a cargo de las tareas del hogar, el cuidado de los hombres y la crianza de los menores.

Por eso y mucho más, no es casualidad que en la ciudad capital se refleje la desigualdad de género al momento de analizar quién o quiénes ocupan los espacios de mayor jerarquía. Que el 29% de las presidencias en las comisiones vecinales sean ocupadas por mujeres es una pequeña muestra del denominado techo de cristal con el que se enfrenta el género femenino al momento de querer ascender en la escala laboral, ya sea en el ámbito privado o en el público.

De los 29 cargos más destacados del equipo de Macri, el 84% está ocupado por varones y el resto (3), por mujeres.

La denominación "techo de cristal" apareció en 1986 en un artículo del diario Wall Street Journal. Se utilizó para describir las barreras invisibles a las que se ven expuestas las mujeres trabajadoras altamente calificadas y que les impedían alcanzar los niveles jerárquicos más altos en el mundo de los negocios, independientemente de sus logros y méritos. Mas tarde, ese concepto se trasladó a la esfera pública. Y un indicador claro de la desigualdad e inequidad de género se refleja en el Estado nacional, a raíz de la conformación del equipo de trabajo que armó el presidente Mauricio Macri. A pesar de que en su campaña convocó a las mujeres para "unir a la Argentina", la realidad mostró que de los 29 cargos más destacados, el 84% está ocupado por varones y el resto (sólo tres), por mujeres, dando cuenta de que el discurso no siempre es acción.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído