Nadie discute al Huevo Acuña

Somos millones de técnicos. Millones de visiones, de emociones, de estrategias, de polémicas. Millones de voces marcándole a Sampaoli a quién tiene que llamar, qué jugadores no pueden jugar un Mundial y cuáles tienen que estar sí o sí. Si hay hasta quienes discuten a Messi y le dicen “pecho frío” desde el sillón, lesionados porque les tiró el aductor al correr la mesa del living, cómo no dimensionar lo que consiguió el neuquino Marcos Acuña en estos últimos meses. En un momento de dudas, con nombres en danza y críticas a jugadores que fueron héroes albicelestes como Mascherano, el Huevo tiene un consenso entre los futboleros que no hubiese soñado cuando viajó desde Zapala a Capital Federal, por sexta vez, contando los billetes para el micro, confiado en dar bien esa prueba en Ferro que le cambiaría la vida para siempre. La suya y la de esa familia que ahora disfruta del hijo pródigo mundialista, aunque aún faltan un par de días para que se confirme lo que todos saben, lo que nadie discute: el Huevo va a estar en Rusia 2018.

Se lo ganó por su desempeño en Racing, pieza clave arando la banda izquierda con su despliegue y su pegada. Con su claridad para resolver en el mano a mano y para buscar a un compañero en el área con la precisión de su zurda. Ante la flaqueza física de Di María, que siempre nos pone alertas por un posible desgarro en cada pique, Acuña ya demostró que la celeste y blanca no le pesa, que es una rueda de auxilio incluso en defensa, que no hace agua en lo individual y ayuda en lo colectivo (salvo el día que el DT lo puso por la derecha, error que ya admitió públicamente), que tiene nivel para ganarse un lugar y que puede soñar con ser protagonista de una Copa del Mundo.

En medio de las dudas y de las críticas a héroes como Masche, el Huevo tiene el consenso del futbolero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído