Nahuel Oviedo, el 9 que cambió goles por delitos

Acusado de matar a otro futbolista, estuvo preso por robo dos veces.

Buenos aires. Nahuel Alejandro Oviedo Betancourt tiene 28 años y podría haber sido un goleador de elite, pero se perdió en el delito. Dos causas por robo y tres meses en el penal de Ezeiza le truncaron su futuro como delantero de Huracán y ahora otra vez las rejas lo privan de su libertad y de continuar desempeñándose como futbolista. Está detenido, acusado de homicidio simple por el asesinato de otro futbolista, el arquero Facundo Espíndola, de 24 años, quien murió apuñalado el domingo a la salida de una cervecería en la localidad de Hurlingham.

Por el crimen, Oviedo está acusado de ser el autor material, el hombre que lo apuñaló en el pecho después de pelearse en la calle por una “tontería”, como comentaron quienes estuvieron en el hecho. Unas horas antes del crimen, Oviedo estaba feliz: después de una rotura de ligamentos había vuelto a hacer fútbol y jugó para los suplentes de San Telmo en el amistoso ante Huracán. Incluso, en sus redes sociales destacó la felicidad que le había causado volver a ver a la gente del Globo. Justamente en Huracán fue donde Oviedo encontró la gloria y la perdición. Fue en 2011 su primera condena: tres años en suspenso por robar joyas de una casa de Villa Devoto porque admitió su culpabilidad. Dos años después le robó el arma, el chaleco y maltrató a un ex policía. Por ese caso estuvo condenado tres meses. Salió, volvió a retomar su carrera, pero otra vez cometió una dura falta.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído