Neuquén, en la mira de lo ilegal

El auge de la informalidad comercial parece no tener fin en Argentina. Y Neuquén capital tampoco es la excepción. Un informe de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) la ubica en el tercer lugar -detrás de San Miguel de Tucumán y Buenos Aires- en la venta ilegal de productos. El método es simple: sacar provecho y rentabilidad a costa de no pagar impuestos ni alquileres. Bajo este concepto, la competencia desleal y la economía atada al mundo petrolero de la región hacen imposible que el comercio legal pueda prosperar. Sin estigmatizar al sujeto que día a día quiere llevar un peso para su hogar, el sistema informal se volvió incontrolable y está en pleno crecimiento. Hace una semana, se hizo el XIV Foro Internacional de Ciudad, Comercio y Turismo, organizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en la ciudad de Mendoza. Allí se sacaron conclusiones determinantes: en agosto se detectaron 560 "saladitas" y 77.909 vendedores ilegales que, proyectados en este año, podrían concretar ventas por $52.572 millones. Curiosamente, la ciudad de Junín de los Andes aparece en el puesto 16, con 119 habitantes por cada puesto ilegal. También se detectó un gran crecimiento de operaciones de venta ilegal en Zapala por las redes sociales, particularmente de indumentaria y alimentos. Todos estos datos fueron posibles a través de un convenio con agentes de Interpol. El foro, en el que participaron más de 2000 referentes de la mediana empresa, hizo hincapié en qué hará el nuevo gobierno, que se elegirá mañana. ¿Combatirá la venta de productos ilegales para favorecer al comerciante o, por el contrario, fomentará una industria que cada año se agiganta, al amparo del paraguas político?

La ciudad hoy está al tope del ranking de venta ilegal, un mal que se protege y se combate a la vez.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído