Nosotras estamos de pie

Podrán repetirnos hasta el cansancio que no podemos, que somos débiles, que somos la propiedad de algún otro, que no podemos salir solas, que está bien la cosificación y que sonriamos porque es sólo un piropo. Podrán incluso matarnos, porque nos matan, te juro que nos matan y hasta nos responsabilizan por eso. Podrán hacer todo eso y más, pero nosotras, les aclaro, estaremos de pie, luchando.

Este 8 de marzo la injusticia, el dolor y el compromiso nos volverán a reunir en las calles de todo el país para llenarlas de sentido y exigir, una vez más, que ninguna mujer sea víctima de violencia de género.

Te puede interesar...

Aunque la angustia nos revuelva las tripas por las que no están, ahí estaremos, firmes, sin ni siquiera conocernos, bajo una misma consigna. No se trata sólo de un día, sino de una lucha diaria por mantenernos vivas.

No tenemos nada que celebrar pero sí mucho que exigir. Necesitamos refugios para víctimas de violencia, pero no los queremos como respuesta espasmódica después de un doble femicidio como el de Karina y Valentina, de apenas 11 años. ¿Hace falta que nos maten para visibilizar la violencia de género? ¿Hace falta que te diga que tan sólo en enero y febrero de este año hubo casi tantos femicidios en Neuquén como en todo el 2017? Lo que hace falta es una política de Estado seria que prevenga, que eduque, que no revictimice ni estereotipe y que, si no es mucha molestia, haga justicia.

Ojalá la desidia del aparato estatal y el machismo no nos arrebate a nadie más, porque, si no hacemos algo entre todos, seremos eso: nada. Mientras tanto, hasta que algo cambie, nos verán de pie, marchando, llenando calles, luchando por nuestro derecho a ser.

No tenemos nada para celebrar, pero sí que exigir. ¿Hace falta que nos maten para visibilizar la violencia de género?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído