Números fríos, bolsillos hot

Días atrás, entre sigiloso y en forma preventiva, el subsecretario municipal de Transporte advirtió que el aumento del boleto del colectivo era inminente. No hablaba de porcentaje ni números concretos porque todo dependía de la definición de los subsidios a nivel nacional que, poco a poco, la gestión de Cambiemos a nivel nacional ha ido quitando de diferentes servicios públicos como el transporte, la luz, el agua y el combustible, por ejemplo.

Ya con la información concreta, Fernando Palladino anunció que el boleto aumentaría un 30 por ciento con respecto a la actual tarifa, un porcentaje bastante superior a los que marcó la inflación durante 2017 a nivel provincial y nacional. El justificativo de los 4 pesos con 17 centavos de más que pagarán los neuquinos, desde el próximo 7 de febrero, es la evaluación de los costos y los subsidios que recibirán las empresas por cada boleto durante este nuevo año.

Y aunque las frías estadísticas dicen que tres de cada diez neuquinos de la Capital se mueven en colectivo, y de ellos sólo el 50 por ciento debería enfrentar el nuevo valor en pleno, ya que se mantienen los descuentos a estudiantes, jubilados y beneficiarios de planes (que también de una u otra forma pasarán a pagar un poco más), la seguidilla de tarifazos que hemos recibido los neuquinos hace sensible cualquier bolsillo. Quizás por esto, primero, el gobierno nacional hablaba de paritarias con un techo del 15 por ciento y ahora refiere a acuerdos libres y sin resistirse a las cláusulas gatillo.

Enero siempre fue un mes de descanso, pero a días del final del primer mes del año y en víspera de febrero, más de uno ya hace cuentas y anticipa otro año duro.

Desde febrero el boleto urbano saldrá un 30 por ciento más, un porcentaje superior al IPC 2017.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído