Para pagar el gimnasio también habrá que sudar

Ponerse en forma para el verano ya sale un 30 por ciento más.

Alejandro Olivera

oliveraa@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Ponerse en forma para el verano saldrá entre un 25 y 30 por ciento más caro que el año pasado, aunque hay algunos gimnasios que ofrecen planes específicos a precios de 2017. Los especialistas aseguran que septiembre, octubre y noviembre son los meses en que estos espacios alcanzan su máxima capacidad de clientes.

Es un clásico de todos los años. Cuando las temperaturas aumentan producto de la llegada de la primavera, la gente comienza a usar ropa más liviana para afrontar sus actividades cotidianas con comodidad. Es en ese momento cuando suelen descubrir que aumentaron algunos kilos y se desesperan por bajarlos antes del verano, aunque la recomendación de los especialistas es que prioricen la salud antes que la estética.

Te puede interesar...

Existe una amplia oferta de precios en los gimnasios de la ciudad, acorde a cada bolsillo. Los más económicos ofrecen entrenamientos dos veces por semana a 900 pesos y todos los días por 1100 pesos. En tanto, los más prestigiosos y tradicionales tienen tarifas más altas. Los programas de dos o tres días semanales rondan los 1200 pesos, mientras que el pase libre cuesta 1500. En 2017 los valores rondaban los 850 y 1200 pesos, es decir hasta un 30 por ciento menos.

En vistas de que el 2018 iba a ser complicado, muchos locales optaron por ofrecer beneficios a sus clientes más fieles. Uno de los más llamativos es el que mantenía los precios del año pasado por suscribirse al débito automático, lo que sin lugar a dudas representa un descuento importante.

Las cálidas temperaturas de los días previos a la primavera llevan a muchas personas a anotarse en los gimnasios para hacer actividad física.

Asimismo, existen promociones por pagos trimestrales, así como también por pagar todo el año por adelantado. Esta última es una de las opciones menos utilizadas porque representa un gran monto de dinero que se debe abonar en una sola vez, pero los que la eligen lo hacen porque los “obliga” a ir al gimnasio y así logran una regularidad que de otra manera se les complicaría mantener.

Entre septiembre y noviembre, los gimnasios tienen el mayor nivel de concurrencia de todo el año, según comentaron los especialistas. Se trata de un ciclo motivado por la estación del año y las ganas de llegar bien al verano. Entre diciembre y febrero comienza a bajar por las fiestas y las vacaciones, pero en marzo se empieza a estabilizar.

150 minutos semanales de ejercicio es lo que recomienda la OMS.

Es el tiempo sugerido para personas de entre 18 y 64 años. Es fundamental para mejorar las funciones cardiorrespiratorias, musculares, la salud ósea y reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles, entre otras afecciones.

Las cálidas temperaturas de los días previos a la primavera llevan a muchas personas a anotarse en los gimnasios para hacer actividad física.

Rutina adaptada al nuevo tiempo

En los últimos años el mercado mutó. Los gimnasios dejaron de ser establecimientos donde sólo había máquinas y mancuernas, para convertirse en espacios donde se dictan clases de distintos estilos de baile y artes marciales, así como también adoptaron el entrenamiento funcional.

“Se centra en ejercitar las grandes cadenas musculares en vez de músculos específicos a través de circuitos por tiempo. Es muy elegido por gente de entre 20 y 40 años”, comentó Pedro, entrenador de VIS Funcional.

En término generales, una rutina consiste en una entrada en calor, un trabajo principal que puede variar en función del día en el que se asista- y una elongación final.

actividad fisica

En épocas de crisis, se aprovechan los espacios y las opciones gratuitas

En épocas en las que la inflación corre más rápido que los aumentos salariales, no todas las personas se pueden dar el gusto de pagar una suscripción a un gimnasio. Es por eso que tanto la Provincia como el Municipio garantizan que todos puedan hacer actividad física sin gastar un centavo.

La dirección Provincial de Deporte tiene un programa llamado Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE), que abarca a niños y adultos de todo el territorio neuquino. El objetivo es que todos los sectores sociales tengan asegurado el acceso a las distintas disciplinas deportivas y al ejercicio.

En la ciudad capital se desarrolla de forma libre y gratuita en la Ciudad Deportiva, ubicada en Lanín y Anaya, así como también en el campus del IFES y el Sindicato de Camioneros.

Se dictan clases de fútbol, vóley, básquet, handball, tenis, escalada, tenis de mesa, bádminton, ciclismo, patín, hockey, judo y karate.

También cuenta con escuelas para el deporte adaptado, así como actividad física para adultos que busca que generar el hábito para que gocen de buena salud.

Por su parte, la Municipalidad colocó equipamiento para realizar ejercicio de manera gratuita en los lugares más concurridos de la ciudad.

Se trata de las Estaciones Saludables, que buscan erradicar el sedentarismo de la sociedad, al convertir los espacios públicos en centros de entrenamiento.

Se encuentran en Parque Norte -al lado del Observatorio Astronómico-, Río Grande y el Parque del Oeste.

Permiten ejercitar distintas partes del cuerpo que, con un complemento aeróbico, puede favorecer considerablemente el estado de salud de las personas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído