Para sentirse mejor, la vida tiene que ser una risa

Estudios revelan científicamente los beneficios de sonreír mucho.

Estados Unidos.- Reírse hace bien, nadie duda de eso. Pero ahora algunos estudios lo comprueban científicamente... La risa, por ejemplo, tiene el mismo efecto que meditar. Investigadores estadounidenses demostraron que la risa estimula las ondas cerebrales de tipo alfa, que son las mismas que se producen cuando meditamos y dormimos.

También alivia el dolor. Debido precisamente a que la risa provoca la liberación de endorfinas, realizar esta sana actividad ayuda a sentir menos dolor, como demostró una investigación de la Universidad de Oxford.

El humor mejora tu memoria. De acuerdo con un estudio, cuesta mucho menos recordar información que parece graciosa, y estos recuerdos se consolidan mejor en el cerebro incluso cuando ha pasado un largo periodo. Los resultados refuerzan la idea de que lo mejor para aprender es, sin duda, divertirse con la materia de estudio.

Las mujeres son privilegiadas: disfrutan más de la risa. Según cuenta Antonio Rial en su libro Repensar el cerebro, los estudios de neuroimagen confirman que en ellas se activan con mayor intensidad las regiones del cerebro en el procesamiento del lenguaje y la memoria de trabajo cuando escuchan o leen algo divertido.

Ojo: personas con afecciones cardíacas han muerto tras un ataque de risa. Y durante las comidas, nada de carcajadas.

Reírse, a su vez, es bueno para la circulación. Mientras que cuando vemos una película estresante nuestros vasos sanguíneos se contraen, el efecto es opuesto con una comedia: los vasos se dilatan y aumenta el flujo de sangre y oxígeno a todo el organismo, de acuerdo con un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Maryland.

Nos hace más felices, al menos mientras dura el efecto de la risa. El mero hecho de sonreír, aunque no hayamos visto o escuchado nada gracioso, rebaja nuestros niveles de estrés, miedos y ansiedad, nos hace más comunicativos y dispuestos a cooperar, reduce el riesgo de padecer depresión… En definitiva, supone un empujón grande en nuestro camino hacia la felicidad.

Por último, reír alarga la vida. Parece que las personas propensas a la risa tienen un 40% menos de problemas cardiovasculares, según especialistas de la Sociedad Española de Neurología, lo que les permite vivir una media de cuatro años y medio más. Así que ante la duda, hay que reírse. Porque reírse hace bien.

La historia del doctor que se viste de payaso

Es el inventor de la risoterapia con fines médicos y terapéuticos y el responsable de la inclusión de esta en la medicina moderna. Su nombre completo es Hunter Doherty Adams, pero después de la película interpretada por el actor Robin Williams, en el mundo se lo conoce como Patch Adams. Se trata de un médico estadounidense de 71 años, activista social, diplomático y escritor. Cada año organiza a un grupo de voluntarios de todo el mundo para viajar a distintos países vestidos de payasos, en un esfuerzo por llevar el humor a los huérfanos, pacientes y otras personas. Adams actualmente vive en Arlington, estado de Virginia, donde promueve medios alternativos de sanación para enfermos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído