Patrones de los sindicatos

Aclamado por los trabajadores, aceptó conducir el sindicato por un nuevo período". Eso rezaba el comunicado en el que se anunció esta semana que Guillermo Pereyra seguiría al frente del gremio petrolero, pese a que hace poco tiempo había dicho que se guardaría en cuarteles de invierno.

El vecino de a pie que lee esa frase no podrá dejar de esbozar una sonrisa, irónica, claro. "Aclamado", pensará para sí mismo, y otra vez le aparecerá el gustito a broma, aunque ahora ya mezclado con indignación.

Quizás lo que genera más bronca es que este no es un caso aislado dentro del sindicalismo neuquino.

Héctor Jara, de la Sanidad, lleva 30 años como mandamás; Sergio Rodríguez, de Empleados de Comercio, 24; y Francisco Melo, de la Bancaria, 21. Aunque con algún período menos a cuestas, también Jorge Bascur de Gastronómicos, Eduardo Elía de SMATA, y Antonio D'Angelo de Luz y Fuerza parecen estar perpetuados en sus gremios.

El fenómeno no es local y hay ejemplos a lo largo y ancho del país. Pocas veces hay elecciones porque se imponen las listas únicas. Y, cuando hay, es tan aceitada la dependencia del afiliado a la conducción que son infrecuentes los triunfos opositores. Ni hablar de las veces en que todo queda bajo sospecha de fraude por ese entramado que maneja a diestra y siniestra el líder. Así funcionan estos esquemas patriarcales que sólo concluyen cuando el conductor decide retirarse o cuando pasa a mejor vida. Pero estos dirigentes van más allá y, en buena parte de los casos ostentan otros cargos paralelos, algunos políticos y otros en instituciones intermedias y deportivas. Sin descartar tampoco algunos negocios en el ámbito privado.

Y allí se genera un círculo "vicioso" que tiene su génesis en el hecho de que comandar los sindicatos les da el poder suficiente que les abre la puerta a ocupar esos otros espacios.

De la misma forma en que para casi todos los cargos electivos del país está prohibida la reelección indefinida, sería bueno que en algún momento se tome una medida similar en los sindicatos privados para que exista alternancia y transparencia, dos claras demandas de la sociedad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído