Por qué es bueno quitarse los zapatos de vez en cuando

Andar descalzos tiene múltiples beneficios, incluso si se corre.

Buenos Aires
Aunque cada vez más se aplique la tecnología al calzado, con materiales más livianos y diseños más anatómicos y flexibles, andar descalzo no sólo es una de las cosas más placenteras del mundo, sino que además tiene especiales beneficios.

No todas las superficies son beneficiosas, tanto por el impacto como por su abrasividad.

Si bien depende de la superficie por la que nos traslademos, en términos generales andar sin zapatos ayuda a la transpiración natural de la piel, además de contribuir a la restitución de la estructura natural del cuerpo, que se ve modificada diariamente por el tipo de calzado que elegimos.

Los más temibles son sin dudas los zapatos de taco alto, sobre los que ya el año pasado se advirtió de sus peligros.

"Los pies son la base y cuando usás zapatos altos, cambiás tu centro de equilibrio", expresó al respecto Emily Splichal, podóloga y autora de una guía saludable del calzado.

Como contraste, el famoso andar en patas, aporta un descanso muy recomendable para recuperar la alineación de las articulaciones y el espacio anatómico, según los traumatólogos.

Además, es también aconsejable para los bebés. Según expresa Raúl Guzmán, jefe del Servicio de Osteopatía en Clínica VASS, de España, "contribuye a su desarrollo en el proceso de interconexión neuronal motora y además les ayuda a reconocer el terreno, a ubicarse mejor en el espacio y afianzar su seguridad día a día. También sirve para los ancianos y aquellas personas que están sometidas a mucha tensión muscular y emocional".

En ese sentido, María Gabriela Fernández Ortega, psicóloga del Instituto Sincronía de Buenos Aires, especialista en estrés, ansiedad y emociones, explica que andar sin zapatos ayuda a regular los niveles de energía y alivia los síntomas de decaimiento físico.

"Alivia el estrés y la ansiedad ya que, estar en contacto con la tierra nivela nuestro ritmo interior.

También ayuda a aliviar los síntomas de la depresión y los estados de ánimo bajos", reveló.

Por si fuera poco, un reciente estudio realizado por la Universidad de Florida del Norte, con cerca de 100 voluntarios, encontró que esta práctica ayuda a mejorar considerablemente nuestra memoria, e incluso se arriesgaron a decir que "andar descalzos puede volvernos más inteligentes".

Nueva moda
El running minimalista

Según los arqueólogos, el hombre comenzó a usar calzado hace más de 30 mil años. Sin embargo, y a pesar de los millones que distintas marcas invierten año a año para desarrollar las mejores zapatillas, por estos días crece en el mundo la tendencia del "running minimalista", que consiste en correr descalzos o provistos de pequeños accesorios destinados a igualar la experiencia de andar sin zapatos.

"Al correr descalzo nuestro cuerpo aprende a amortiguarse, algo que no se logra con el uso de zapatillas amortiguadas, que actúan como una barrera que impide a nuestro cuerpo absorber el impacto con el suelo", dijo a BBC Mundo Ricardo Marco, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

En 2009 el libro Born to run (Nacidos para correr), inspirado en el pueblo Tarahumara de México, sirvió como detonante de esta práctica. Ya las grandes marcas deportivas han desarrollado distintos productos para este particular segmento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído