Preparar el renacimiento

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), una agencia dependiente de Naciones Unidas, la pandemia le pasó ya una factura de 80 mil millones de dólares al sector.

En un informe conocido la semana pasada, la OMT dice que esta es la peor catástrofe que afectó al turismo desde 1950, año en el que comenzaron a confeccionarse las estadísticas.

Te puede interesar...

Si todo sigue así, cerca de 120 millones depuestos de trabajo están en peligro.

Respecto de los riesgos que sigue enfrentando el sector a nivel global, la agencia proyecta tres escenarios. El más suave dice que si ocurriera una apertura gradual de las fronteras internacionales y la reducción de las restricciones de viaje se aflojara a principios de julio, daría como resultado un recorte anual del 58% en el número de viajeros.

El turismo de masas, tal como se lo conoce en la actualidad, podría haber dicho adiós por la pandemia.

En tanto, si la reducción de las restricciones sucediera a principios de septiembre, produciría una caída mayor, del 70%. Y peor aún, si las restricciones no cedieran hasta principios de diciembre, la caída sería del 78%.

En todos los casos, subrayan los especialistas de la OMT, la recuperación llegaría recién el año entrante. Con suerte.

No obstante, el organismo prefiere no ser tan pesimista. Asegura que la pandemia hará más sostenible la manera de viajar porque deberá esforzarse para cuidar a los pasajeros y visitantes.

Incluso, los especialistas van más allá al preguntarse si un escenario de pospandemia dará lugar al fin del turismo de masas tal como se lo conoce en la actualidad.

Entretanto, Neuquén ya comienza a vislumbrar aquellos días para iniciar en el sector turístico una recuperación dolorosa y traumática pero nunca imposible de levantar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído